Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Tricot’, el tejido del entretiempo

Firmas de lujo y 'trendsetters' como Prada, Fendi o Nº21 han hecho del punto el gran protagonista de sus colecciones

Pasarán los años, la tecnología nos seguirá deslumbrado, aprenderemos que de plástico, de residuos de comida, o de plantas podemos crear tejidos y sin embargo, hay algo que podemos dar por hecho: el punto o tricot no pasará de moda. Ya quedó claro en la pasada Semana de la Moda de París cuando firmas de lujo y trendsetters como Prada, Fendi o Nº21 hicieron de este tejido el gran protagonista de sus colecciones.

Jersey de punto de Zara.
Jersey de punto de Zara.

La lana bordada deslumbró en faldas, chaquetas y jerséis dejando claro una vez más —por si alguien aún tenía dudas— que todavía no se ha creado el tejido que le quite al punto su categoría de material it.

Y esta aseveración no me puede hacer más feliz. Desde que aprendí a tejer —hace tres meses— descubrí lo terapéutico que puede resultar sentarse en un sofá y comenzar a crear. Para las más avanzadas, un cuello o una bufanda puede resultar una actividad simple, para las novatas es todo un reto. Uno de esos que, al verlo terminado, te provoca una sonrisa de orgullo y te motiva a tejer más. Con el tiempo, incluso, te atreves a innovar y sacar esa diseñadora que llevas por dentro.

Hay quienes creen que el tricot es solo para invierno, no pueden estar más equivocados. Hoy por hoy existen en el mercado decenas de tipos de lanas e hilos. Unas más gruesas, otras más finas. Unas con colores brillantes y otras más neutras. Basta con entrar a una mercería o una tienda de barrio para descubrir que el Pantone también conquistó los tejidos.

Vestido de punto de Céline.
Vestido de punto de Céline.

Con la inminente llegada de la primavera los jerséis en colores brillantes como el rosado, naranja, verde (greenery, el color del año), amarillo, y azul son una opción que no hay que desechar. Cómo olvidar los vestidos. A conjunto con sandalias, botines y zapatillas deportivas son un look excelente para la transición de temporadas. Y no está permitido olvidarse de los accesorios como bolsos, collares, pulseras y bandas para el pelo, que terminaran por coronar tu estilismo.

El gran océano de oportunidades llamado Internet no solo permite bucear por el mundo de las influencers y adelantarse a lo que se pondrá de moda, sino también aprender por ti mismo. El do it yourself (hazlo tú mismo) ha revolucionado la Red. Los tutoriales van desde lo básico (como montar un punto) hasta como tejer un vestido en punto cruzado. Así que para sobrevivir a este loco entretiempo —todavía no se pueden guardar las chaquetas, pero el sol ya empieza a decir "¡presente!"— el punto es el mejor aliado.

‘Tricot’, el tejido del entretiempo