Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo único que necesitas en casa para pasar lo (poco) que queda de invierno

Las mantas de punto gigante se pueden hacer a mano y en tan solo 45 minutos

Ni apuntarse al hygge, ni imitar los omnipresentes jarrones con ramas de eucalipto, ni forrar cada rincón de casa con terciopelo. La tendencia de decoración que este invierno ha ganado la batalla en Instagram responde al nombre de chunky knit y se puede hacer a mano y en tan solo 45 minutos. Estas mantas de punto gigante comenzaron a invadir en otoño los blogs de diseño escandinavo, pero pronto se extendieron a otras latitudes menos gélidas. Y aunque al invierno apenas le quedan dos semanas, todavía tenemos derecho a disfrutar de alguna tarde de manta y sofá.

Una búsqueda rápida en Etsy —una especie de Amazon para artesanos y amantes de lo vintage y de las cosas hechas a mano— de los términos chunky knit blanket arroja casi 6.000 resultados. Estas mantas, para las que se utiliza principalmente lana de ovejas merinas, especialmente suave y cálida, y que se tejen con grandes agujas para conseguir ese punto grueso de aspecto tan característico, tienen un precio medio de 200 euros. 

Hay quien incluso ha conseguido hacer de todo esto un caso de éxito. Es lo que le ocurrió a la diseñadora ucrania Anna Marinenko, nombre de referencia, que hace dos años comenzó por casualidad a tejer este tipo de mantas —con los brazos, ni siquiera utilizaba agujas— y le gustó tanto el aspecto que tenían que lanzó una campaña de crowdfunding para montar un negocio dedicado exclusivamente a ello. Hoy dirige el estudio de diseño Ohhio en el que trabajan 20 personas. Sus creaciones, eso sí, cuestan entre 300 y 900 euros, dependiendo del tamaño.

Con esos precios, no parecen una buena alternativa para ahorrar en calefacción, pero hacerse con una de estas piezas no requiere tanta inversión. Al mismo ritmo que las mantas chunky knit han proliferado en Instagram y en Pinterest, también lo han hecho los tutoriales do it yourself (hazlo tú mismo). Los artesanos y firmas especializadas en este producto han visto rápidamente la oportunidad de hacer negocio lanzando también kits básicos y patrones para quien quiera tricotar estas mantas en casa.

Good morning ☁️ Happy Sunday guys! #cozymorning #olympuspengeneration

Una publicación compartida de Adrianna (@alabasterfox) el

La marca española Knitting Noodles, por ejemplo, además de vender sus propios diseños ofrece también ovillos XL —cuestan 15 euros y la lana da para tejer una pieza de 60x60 centímetros— y las agujas gigantes que se utilizan para trabajar este punto tan grueso, que miden casi medio metro y tienen un diámetro de 30 centímetros. Y en We Are Knitters tienen disponibles varios kits con todo el material necesario para empezar a tricotar.

Mejor aún, ni siquiera hace falta hacerse con unas agujas. Este tutorial de Shareably utiliza tubos de PVC y asegura que puedes tricotar una manta gigante en apenas cuatro horas. Este otro tutorial bate récord: se apunta a la técnica de tejer con los brazos, para la que es indispensable precisamente utilizar lana muy gruesa, y te enseña a tejer una manta en tan solo 45 minutos.