Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

A subasta la mítica chupa de cuero que Patrick Swayze usó en ‘Dirty Dancing’

La viuda del actor donará el dinero recaudado de la puja, que se llevará a cabo el 28 y 29 de abril en Los Ángeles, a un centro especializado en cáncer de páncreas

Patrick Swayze, en un fotograma de la cinta 'Dirty Dancing'.
Patrick Swayze, en un fotograma de la cinta 'Dirty Dancing'. Cordon Press

La mítica chupa de cuero que Patrick Swayze lució en la película Dirty Dancing (1988), el polo granate que usó en Ghost (1990) o su Harley son solo algunos de los objetos personales que se subastarán los días 28 y 29 de abril en la casa de pujas Julien en Los Ángeles. Las piezas las ha entregado Lisa Niemi, viuda de la estrella de Hollywood. “Cada artículo tiene una historia propia. Dicen mucho de quién era él”, afirma Niemi.

“Era ese tipo de persona que lleva las zapatillas en el bolsillo trasero del pantalón. Era tan fuerte y tan dulce al mismo tiempo”, ha recordado su viuda de quien compartió 34 años de su vida, hasta que Patrick Swayze falleció de cáncer en 2009.

Niemi ha asegurado que, además, no se va a quedar con el dinero recaudado, según explicó pretende donar todo los beneficios al centro Pancreatic Action Cancer Network, una clínica especializada en la investigación del cáncer de páncreas, enfermedad que padeció y terminó con la vida del actor cuando tenía 57 años.

Antes de ser subastados los objetos estarán expuestos en la casa de pujas hasta el día 24 de abril. Además de la chupa de cuero, que tendrá un precio de salida de 4.000 dólares (unos 3.700 euros) y que se espera que supere los 6.000, el polo arrancará la puja con un valor de 2.000 dólares y  su Harley saldrá a partir de los 8.000. También habrá piezas como el coche DeLorean —su precio de partida es de 30.000 dólares—, la tabla de surf que utilizó en Le llaman Bodhi (1991), el certificado de su nominación a los Globos de Oro y algunos libretos.

Patrick Swayze, con el polo granate de 'Ghost'.
Patrick Swayze, con el polo granate de 'Ghost'. Cordon Press

Su batalla contra el cáncer de páncreas, que le fue diagnosticado a principios de 2008, se convirtió en el último legado de Swayze. "Quiero durar hasta que se descubra una cura", declaró en una de sus últimas entrevistas.

Dirty dancing fue su primer gran éxito y el primero de los tres Globos de Oro a los que estuvo nominado (los otros fueron por Ghost y A Wong Foo, gracias por todo, Julie Newmar). El también bailarín alcanzó la fama en los ochenta, pero en los noventa comenzó su crisis laboral que se terminó mezclando con sus problemas con el alcohol. Adicción que empeoró tras la muerte de su padre y el suicidio de su hermana. Swayze siempre agradeció a su esposa que le diera la fuerza para luchar esta batalla. El intérprete también sufrió otras serias dolencias, partiéndose las dos piernas durante el rodaje del película Letter from a killer y tras ser víctima de un accidente al tener que realizar un aterrizaje de emergencia en Arizona.