Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vídeo| El reto de los 4 minutos: cuatro ejercicios que te harán disfrutar más del sexo

Tanto para hombres como para mujeres es importante trabajar el suelo pélvico para mejorar la calidad de la vida sexual

Dilucidar cómo mejorar la calidad de las relaciones sexuales se ha convertido en un gran quebradero de cabeza para el ser humano. Está el aspecto psicológico y el físico. Aquí vamos a hablar del segundo. "Lo primero que hay que trabajar para obtener mayor placer durante el encuentro sexual es el suelo pélvico. Este ayuda a que se dé una buena lubricación y a que los orgasmos se sientan más intensos", afirma la sexóloga Ruth González Ousset.

Esta semana, en El reto de los 4 minutos, Gozalo Maganto da las pautas para trabajar correctamente esta musculatura, que es clave para disfrutar de buen sexo. Pero antes hay que tener claro qué es el suelo pélvico, una zona aún desconocida para muchos. "El suelo pélvico es un tapón con forma de hamaca localizado en la base del cuerpo y formado por un conjunto de músculos que sujetan las vísceras y los órganos pélvicos: recto, vejiga, uretra; útero y vagina (en el caso de la mujer)", explica nuestro especialista. "Mucha gente cree que el suelo pélvico es algo que solo repercute a las mujeres, y no es cierto. Lo tenemos hombres y mujeres, y ejercitarlo es igual de importante para ambos".

Con los ejercicios que nos propone Maganto, se pueden mejorar problemas como la eyaculación precoz, ya que el hombre obtiene mayor control sobre cada uno de los músculos implicados en el acto sexual. Y la mujer alcanza más placer porque las contracciones de los músculos, cuando el suelo pélvico está en forma, son más intensas y la sangre llega más rápido a los genitales. "El sexo es el mejor entrenamiento que existe para el suelo pélvico. Durante el orgasmo se activan el 80 % de los músculos implicados", asegura Maganto.

Lo ideal es complementar el entrenamiento natural que llevamos a cabo durante el encuentro sexual con los ejercicios que propone nuestro especialista. "Hay que realizar tres series de 10 repeticiones. De esta forma nos aseguramos de que el suelo pélvico está bien ejercitado", apunta. Como en cualquier entrenamiento, el control de la respiración también es fundamental. "Los movimientos deben estar acompasados con la respiración. Debemos ser conscientes de cada inhalación y de cada exhalación que realizamos", recuerda nuestro especialista.

Tras ocho semanas de entrenamiento notaremos que las mejoras no se reducen al ámbito sexual. "Trabajar el suelo pélvico también ayuda a que la recuperación tras una operación de próstata sea más rápida y a evitar la incontinencia urinaria", señala Maganto.

 

Otros vídeos de nuestra serie El reto de los 4 minutos:

- Cinco ejercicios para presumir de unos glúteos duros.

- Seis ejercicios para que no te quejes más de la espalda.

- Así se hacen los abdominales perfectos.

- Pectorales y brazos fuertes.

- La bici estática, o cómo adelgazar sin salir de casa.

- Ponte en forma en casa y con solo dos toallas.

- Sí, estás haciendo mal las flexiones.

- Cinco ejercicios para tener unas rodillas resistentes.

- Por estos errores tus glúteos no están duros.

- Los 5 únicos ejercicios que tu cuerpo necesita para estar fuerte.

- 5 ejercicios para dormir a pierna suelta.

- 4 ejercicios para mejorar tu vida sexual y la de tu pareja.

- ¡Uf, qué resacón! Qué ejercicios hago.

- Vamos a acabar con la celulitis.

- 10 ejercicios para quitarte la camiseta sin complejos.

- ¡Uf, qué calor! 5 ejercicios para entrenar en la piscina.

- Por qué en la piscina ya no me duelen las rodillas.

- Empieza a perder kilos ya, en la piscina.

- Mis piernas van a ser una roca.

- Nunca vas a estar como Ronaldo o Pataky, pero te puedes acercar.

- No hay miedo, cogemos al ‘crossfit’ por los cuernos.

- Para correr durante más tiempo y más rápido.

- Vamos a hablar en serio del TRX

- Los 5 ejercicios más quema grasas

- Los estiramientos que haces no sirven para nada

- Adiós a los brazos flácidos

- Adiós a los dos kilos que has cogido

- Cómo ponerse como una roca con una silla

- Acabamos con las mentiras que se oyen en los gimnasios


Si quieres ponerte en contacto con Gonzalo Maganto escribe a enformacongonzalo@gmail.com

Más información