Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serena Williams: “Mi sueño era ser el número uno del tenis mundial, no solo la mejor tenista mujer”

La reconocida atleta escribe una carta en la que pone en evidencia el sexismo en el deporte y pide trabajar para acabar con él

Serena Williams
Serena Williams, en el desfile de Giorgio Armani en Milán. AP

Su currículo habla por sí solo. Serena Williams (Michigan, 1981) ha ganado cuatro Grand Slam consecutivos, ha estado clasificada como jugadora número 1 durante más de 270 semanas y sin embargo, todavía no logra que el mundo del deporte cumpla su sueño: ocupar el título del mejor tenista del mundo. Así, sin género. “De pequeña tenía un sueño. Estoy segura de que tú también. Mi sueño no era como el de la mayor parte de los niños de mi edad. Mi sueño era ser el número uno del tenis mundial, no solo la mejor tenista mujer”, escribe la olímpica en una carta abierta en la que vuelve a poner sobre la mesa el sexismo que impera en la sociedad.

La misiva fue publicada para la edición de Mujeres increíbles de 2016 de la revista Porter Magazine. En ella, la atleta, de 35 años, muestra su lado más íntimo, ese que día a día lucha por romper con la falta de equidad, las diferencias entre hombres y mujeres, ese que busca que el esfuerzo femenino sea valorado de la misma manera que el masculino, no más, pero tampoco menos. “La gente suele referirse a mí como una de las mejores atletas ‘femeninas’ del mundo. Pero, acaso dicen que LeBron es uno de los mejores atletas ‘masculinos’ del mundo. Lo mismo me pregunto cuando hablan de Tiger, Federer. ¿Por qué con ellos no se especifica su género? Ellos obviamente no son mujeres… Deberíamos ser juzgados por nuestros logros, no por nuestro género”, manifiesta la ganadora de 38 títulos de Grand Slam.

Aunque revela que ella siempre contó con el respaldo de sus padres, es consiente que no todas han corrido con la misma suerte que ella. “Pero como todos sabemos, las mujeres no reciben el suficiente apoyo para escoger su rumbo. Espero que juntas podamos cambiar eso. Para mí se trata de una cuestión de resiliencia. Lo que algunos tachan como desventajas, como mi raza o mi género, yo lo abrazó como la gasolina que necesito para el éxito. Jamás he dejado que nada ni nadie me definan o defina mi potencial. Yo controlo mi futuro”, sentencia Williams.

Una foto publicada por Serena Williams (@serenawilliams) el

Si hace meses reconocidas actrices sacaban a la luz la desigualdad salarial en Hollywood y exigían a viva voz y por todos los medios posibles que este tipo de machismo terminara de una vez por todas, Williams tampoco ha querido quedarse callada. “Cuando el tema de la equidad salarial sale a relucir me hace sentir frustrada, porque sé de primera mano que, como tú, he hecho el mismo trabajo, los mismos sacrificios que nuestros colegas hombres. Yo no quisiera nunca que mi hija ganara menos que mi hijo por hacer el mismo trabajo”, confesaba en la carta dirigida a todas las mujeres increíbles que luchan por la excelencia.

A pesar del sexismo y machismo que aún hoy, en pleno siglo XXI, las mujeres deben de combatir. Williams confía en que poco a poco esta realidad esté cambiando y exhorta a ser parte de esa transformación. “Debemos seguir soñando en grande. Haciéndolo le damos poder a las siguientes generaciones de mujeres para que sean audaces en la búsqueda de sus sueños”, finaliza.

Síguenos en las redes sociales

Serena Williams: “Mi sueño era ser el número uno del tenis mundial, no solo la mejor tenista mujer”