Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tila Tequila, de famosa a neonazi fan de Trump

De origen vietnamita y bisexual, la que fuera estrella de 'reality shows' subió una foto en una fiesta que celebraba la victoria del magnate y en la que los asistentes hacían el saludo nazi

La foto que Tila Tequila subió a Twitter celebrando la victoria de Trump. Ampliar foto
La foto que Tila Tequila subió a Twitter celebrando la victoria de Trump.

A la mayoría su nombre le sonará a una combinación entre la infusión relajante y el licor mejicano más conocidos. Pero Tila Tequila es una celebridad que llegó a ser bastante conocida hace unos años, principalmente en Estados Unidos, por su llamativa actividad en MySpace en los albores de las redes sociales y posteriormente por protagonizar un reality show en la MTV. Ahora vuelve a la carga dispuesta a convertirse en un símbolo en la América de Donald Trump. Tequila, de 35 años, origen vietnamita y bisexual confesa, fue a celebrar la victoria de Trump a una fiesta organizada por el movimiento de derechas Alt Right Movement en Washington. Allí se hizo una foto con dos hombres también con el brazo derecho en alto y la subió a Twitter con el texto '¡Seig Heil!', en clara referencia al nazismo. La imagen corrió como la pólvora entre sus 60.000 seguidores y Twitter finalmente le ha cerrado la cuenta. Pero Tila Tequila había logrado su objetivo. Se vuelve a hablar de ella, aunque esta vez los comentario son cómo alguien con sus características puede ser neonazi y expresarse en esos términos, y si esto es lo que cabe esperar de los seguidores de Trump más exaltados.

Foto promocional del reality protagonizado por Tila Tequila en la MTV.
Foto promocional del reality protagonizado por Tila Tequila en la MTV.

 

Tila Tequila alcanzó su mayor cota de fama en 2007, cuando después de intentar sin éxito una carrera como cantante y modelo fue nombrada como la persona más popular de MySpace. Tras ese hito la cadena de televisión MTV la contrató para protagonizar un reality donde tenía citas con chicas y chicos indistintamente. Dos años después su prometido moría por complicaciones derivadas de su diabetes y ella volvió a intentarlo en la música, y de nuevo fracasó. Volvió a dar que hablar cuando tuvo su propio sex tape, es decir, cuando se filtró un vídeo suyo practicando sexo. Dos años después protagonizó otro vídeo porno, esta vez lanzado con su consentimiento. Se rumoreó que un año antes, tras la muerte de su pareja, había problemas mentales e ingresó en una clínica de desintoxicación donde se intentó suicidar. El año pasado llegó la primera polémica a causa de sus ideas fascistas. Publicó en Facebook una imagen de ella ilustrada con un uniforme nazi aunque con una minifalda cortísima, posando sexi con el campo de concentración de Auschwitz a su espalda y un texto en el que definía a Adolf Hitler como “un chico dulce y especial”. Facebook suspendió su cuenta. Ella respondió renombrado a la red social como “Jewbook” (libro de judíos). Por este escándalo fue expulsada de la edición británica de Gran Hermano VIP. Los productores del programa se enteraron de lo sucedido estando ella dentro de la casa, y cuando salió dijo que había publicado aquello en plena depresión y que, “al cien por cien”, no era una neonazi.

La ilustración por la que Tila Tequila fue expulsada de Gran Hermano.
La ilustración por la que Tila Tequila fue expulsada de Gran Hermano.

El pasado junio Twitter ya le suspendió el servicio después de retuitear una foto que había subido a Instagram en la que decía que estaba vestida de tejana “para salir a cazar a esos ilegales”, con el hashtag #SendThemBack (mandémosles de vuelta). Cuando reactivó su perfil lo primero que hizo fue tuitear que “los liberales son los auténticos nazis”. A través de las redes sociales también ha dicho que ha tenido contacto con extraterrestres y que Lady Gaga es satánica. Asegura que ha muerto y resucitado siete veces y que tiene una misión encomendada por Dios para que el bien venza al mal, porque ella está en el lado del bien. Eso incluye el apoyo a Donald Trump y la defensa de sus declaraciones más controvertidas. El pasado 21 de noviembre tuiteó que “las mujeres que se quejan de que Trump ha dicho que las cogería del coño son subnormales, porque a mi me encanta que me cojan por ahí”.

Un largo recorrido en el coqueteo con la extrema derecha y el troleo en Internet que cobra una nueva dimensión tras lo sucedido en el restaurante de Washington. En ese evento se celebraba la victoria de Donald Trump y era organizado por un grupo nacionalista blanco que poco antes había dado una conferencia en el National Policy Institute de la capital estadounidense. En ella, su líder despidió su discurso con un “¡Heil Trump!” y el brazo derecho en alto, calcando el saludo nazi y sustituyendo a Hitler por el electo magnate. La multitud allí presente se levantó de la silla e hizo lo mismo. El dueño del restaurante, por cierto italiano, ha pedido disculpas a través de las redes sociales. Asegura que recibió la orden de reserva a través de ese instituto aunque dieron un nombre falso, y que después descubrió con sorpresa y disgusto los gestos y proclamas que realizaron los comensales. Por último ha anunciado que donará lo que ganó esa noche a una organización que combate el antisemitismo y el odio, la Anti Defamation League.

 

Más información