Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el extraño tiburón de alfombra

Este escualo, propio del Índico y del Pacífico, se caracteriza por unos largos bigotes y un camuflaje letal

El tiburón alfombra, camuflado sobre el coral.

Pueden medir hasta tres metros, tienen el cuerpo plano, la cabeza muy ancha y una enorme boca terminal. Así son los wobbegongs, los conocidos como tiburones alfombra. Estos escualos se caracterizan por tener numerosos barbillones alrededor de la boca, una especie de bigotes largos propios de algunas peces óseas. Viven en arrecifes de coral de los océanos Índico y Pacífico y es habitual verlos a unos 20 metros de profundidad.

Los tiburones alfombra son muy activos por la noche, aunque durante el día se les puede ver reposando en el fondo del mar. Solo se mueven para buscar un sitio más apacible cuando algo les molesta. Su camuflaje les permite pasar más desapercibidos sobre el lecho marino o encima de los corales mesa, ayudados por sus característicos barbillones. Muchos peces pueden confundirlos con algas o ramas de coral blando y se acercan confiados hacia las fauces de este tiburón que, si tiene la ocasión, no dudará en capturarlos con un ataque fulminante.

Más información