Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Es machista creer que a una chica hay que acompañarla a casa?

Cuatro feministas responden a situaciones de posible desigualdad. ¿Es sexista una discoteca donde solo pagan los hombres?

acompañar chica a casa
"La costumbre de acompañar a una chica a casa es fruto de la tremenda desigualdad y de la violencia que sufrimos las mujeres", dice la escritora feminista Nuria Varela. En la foto, Joseph Gordon-Levitt y Scarlett Johansson en 'Don Jon' (2013).

La educación. Ahí es donde ponen el foco los especialistas para desterrar definitivamente los brotes de machismo. Y esta labor de concienciación se debe llevar a cabo en todos los ámbitos: la familia, el colegio, los medios de comunicación... Porque existen todavía datos inquietantes que tiene que ver con España. Un 29 % de los adolescentes masculinos -entre 12 y 24 años- cree que "un buen padre debe hacer saber al resto de su familia quién es el que manda", según el informe Jóvenes y género, el estado de la cuestión, del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. Y otro dato más: hasta un 16 % de los chicos cree que "para tener una buena relación de pareja es deseable que la mujer evite llevar la contraria al hombre".

El problema está ahí y, aunque se hacen avances, se encuentra desgraciadamente lejos de desaparecer. La desigualdad está tan en la raíz social que muchas veces a algunos les cuesta distinguir una actitud machista de otra que no lo es. Es lo que nos preguntamos en un anterior reportaje y lo que volvemos a hacer ahora planteando otras situaciones diferentes. 

"Es machista que una discoteca deje entrar gratis a las mujeres, porque supone tratarlas como reclamo en vez de como clientas. Personalmente, no voy a discotecas con esa política"

Nos ayudan cuatro combativas feministas. Las presentamos: June Fernández, coordinadora de la revista Pikara Magazine; Nuria Varela, periodista y autora de libros como Feminismo para principiantes, La voz ignorada o Íbamos a ser reinas; Barbijaputa, tuitera feminista, escritora y columnista de eldiario.es; y Lucía Lijtmaer, periodista y escritora

¿Es machista entrar en una discoteca en la que solo pagan la entrada los hombres?

June Fernández: "Es machista que una discoteca deje entrar gratis a las mujeres, porque supone tratarlas como reclamo en vez de como clientas. Personalmente, no voy a discotecas con esa política".

Nuria Varela: "Es machista el empresario que hace esa distinción".

Barbijaputa: "Es machista que exista esta práctica, teniendo en cuenta que nos usan de reclamo. Pero no es machista el hecho de hacer uso de ella. Lo que está bien es que hagamos la lectura correcta: no nos están regalando nada, estamos pagando el precio de la entrada con otra moneda, y mucho más cara que la de ellos: aguantar a babosos y ser molestadas constantemente. Yo prefiero pagar mis diez euros si eso me asegurara que voy a poder disfrutar del espacio y de la música con la libertad que tienen ellos".

Lucía Lijtmaer: "No sé si entrar a un lugar así, porque soy consciente de que es una propuesta en la que se nos trata como mercancía".

¿Es machista creer que a una chica hay que acompañarla a casa?

J. F.: "Será la chica la que decida si quiere ir sola o acompañada. Eso de 'no vayas sola, te puede pasar algo', parte de un riesgo real de violencia sexual por el hecho de ser mujeres, pero que se sobredimensiona como manera de controlarnos. Frente a la actitud paternalista y sobreprotectora, los hombres pueden implicarse contra la violencia sexual de otras maneras. Por ejemplo: tratando a las mujeres como ciudadanas que ven vulnerado su derecho a caminar tranquilas por la vida".

N. V.: "La costumbre de acompañar a una chica a casa es fruto de la tremenda desigualdad y de la violencia que sufrimos las mujeres. La violencia sexual es abrumadora y, lejos de disminuir, los últimos años está aumentando. Es la conciencia de que estará más protegida si va acompañada lo que nos dice todo sobre el tipo de sociedad en la que vivimos".

B.: "Es ceñirse a una realidad: a las chicas nos acosan, nos agreden sexualmente y nos violan. Que un hombre nos quiera pagar una copa es machista porque no hay necesidad. Pero en el caso de volver a casa de noche, la cosa cambia: por ser mujeres tenemos todas las papeletas para encontrarnos con un susto (o algo peor) al volver a casa. No veo problema en que, teniendo en cuenta que esto es así, nos acompañen para evadir a cualquier agresor. Es así de triste, pero un agresor es evitable en la mayoría de los casos si hay otra presencia masculina".

L. L.: "Es machista que te acosen, violen o te maten cuando vas a tu casa".

"Disney es la mayor fábrica de machismo. Perpetúa esa creencia dañina de que las mujeres tenemos que esperar a ser salvadas por un hombre"

¿Son machistas las diferencias en las pruebas físicas en las oposiciones?

J. F.: "Soy más partidaria de revisar los criterios en las pruebas físicas, porque a menudo se ha tendido a establecer baremos androcéntricos [considerar al hombre la medida de todas las cosas], basados en las capacidades de los hombres, jóvenes y fuertes. Por ejemplo, no valorar solo la fuerza y la potencia sino también la agilidad y la elasticidad. Que el hombre joven y atlético deje de ser la referencia en trabajos en los que se pueden aprovechar las diferentes capacidades de personas diversas".

N. V.: "Creo que se tienen que adaptar a la realidad. Las pruebas físicas tienen que estar adaptadas a lo que se necesite para realizar un determinado trabajo, pero no adaptadas a los hombres que hacen un determinado trabajo. En función de eso, hay que seleccionar qué personas pueden hacerlo bien. Cualquier otra visión de estas pruebas, como de todos los demás procesos de selección, tiene sesgo sexista.

B.: "Teniendo en cuenta que las mujeres acaban realizando las labores con la misma eficacia que ellos, la pregunta no es tanto por qué se necesitan pruebas diferentes para adaptar las diferencias físicas entre ellos y nosotras, como ¿por qué son más duras las pruebas de ellos si con las que nos ponen a nosotras está demostrado que es suficiente para desempeñar el trabajo?

L. L.: "No puedo contestar con criterio porque desconozco esas pruebas".

¿Es machista comentar el físico de una chica que comparte una foto en biquini en sus redes sociales?

J. F.: "Que los hombres hagan valoraciones del físico de las mujeres tiene mucho que ver con ese esquema en el que a nosotras se nos educa para gustar y a ellos para desear; ellos miran y nosotras somos miradas".

"En algunos casos, la concesión de la custodia a la madre tendrá que ver con el prejuicio sexista de que las madres están más capacitadas para criar"

N. V.: "Habría que contextualizar mucho esta pregunta para poder contestar. Es demasiado compleja".

B.: "Es machista hacerlo, por mucho que ella busque o no esa respuesta. Es como el piropo: puede que a ella le guste, pero eso no significa que no hayas sido machista".

L. L.: "Si es un comentario vejatorio, sí. Como con cualquier persona vestida".

¿Es machista que un periodista pregunte sobre sexualidad a una actriz o presentadora atractivas?

J. F.: "Desviarse del motivo de la entrevista e introducir valoraciones personales babosas está fuera de lugar y es periodismo basura, por muy prestigioso que sea el entrevistador".

N. V.: "Depende del tipo de entrevista, de si hace lo mismo cuando entrevistas a los hombres. Creo que está claro cuándo alguien tiene una actitud machista y cuándo no. El machismo es gratuito y ofensivo y eso es obvio para todo el mundo".

B.: "Es una pregunta muy genérica. Estoy pensando en un escenario donde algo así no sea machista. A lo mejor la actriz ha hecho una película donde el sexo es protagonista y le pregunta si se ha sentido cómoda interpretando según qué escenas. Cosas así no me parecen machistas, pero no suele darse esta coyuntura. Normalmente, preguntas así no tienen nada que ver con la temática de la entrevista y las sacan de la nada; es decir, normalmente quien lo pregunta suele ser machista".

L. L.: "Sin duda es machista. Su profesión no incluye que lo que haga en su ámbito privado sea relevante".

¿Son machistas las películas de Disney?

J. F.: La Factoría Disney ha tendido a producir películas que reproducían los roles y estereotipos tradicionales: nos hemos criado con cuentos de princesas bellas que necesitan ser salvadas. Afortunadamente, en los últimos años están introduciendo propuestas de princesas valientes y rebeldes, como Brave, así como producciones con rupturas interesantes, como Buscando a Nemo".

"Lo que es machista es decir que no ir depilada es 'de guarras' o que un hombre peludo exija a su pareja sexual femenina que se depile"

N. V.: "Durante muchos años, Disney ha ofrecido un modelo de mujer-princesa cargado de estereotipos sexistas. Los relatos de sus películas abundan en la educación diferenciada para niños y niñas. La igualdad se aprende, la desigualdad también, así que los productos para el ocio infantil que enseñan desigualdad son nocivos para nuestra sociedad".

B.: "Disney es la mayor fábrica de machismo y de estereotipos para niños del mundo. Y lo que es incluso peor: perpetúa el mito del amor romántico, esa creencia dañina de que las mujeres tenemos que esperar a ser salvadas por un hombre. Salvadas no sólo de peligros sino también de nosotras mismas. Nos venden que hasta que no llega el príncipe azul, estamos incompletas y a la espera de que algo maravilloso nos suceda".

L. L.: "La protagonista de La Sirenita tiene que renunciar a su voz para poder conseguir al hombre que ama. Fin de mi alegato".

¿Es machista la propensión de los jueces a otorgar la custodia de los hijos a la madre?

J. F.: "En algunos casos, la concesión de la custodia a la madre tendrá que ver con el prejuicio sexista de que las madres están más capacitadas para criar; en otros casos, se deberá a la evidencia de que la mujer ha asumido la crianza en mayor grado. En un mundo igualitario, la custodia compartida o una fórmula similar sería lo justo. En estos momentos el asunto es más complicado".

N. V.: "Hoy en día, las madres son las que se ocupan mayoritariamente de los hijos. La custodia debe ser compartida desde el nacimiento del bebé, no en el momento del divorcio. Porque es injusto e incluso absurdo que no tenga la custodia la persona que se ha ocupado de ese menor desde que nació. Pero, al mismo tiempo, continúa cargando ese cuidado en las mujeres. Es una pescadilla que se muerde la cola. Tenemos que comenzar por tener permisos de maternidad y paternidad iguales y repartir por igual todo el trabajo de cuidados".

B.: "Se basan en la realidad. Las mujeres son las encargadas. Podemos ver el ejemplo en el reparto de los permisos de maternidad, de la crianza... Socialmente les está impuesto y la inmensa mayoría acepta la carga porque está normalizado. Teniendo en cuenta que ésta es nuestra realidad, es normal que los jueces acaben dándole la custodia a ellas. Solo faltaba que se pusieran paritarios sólo en estos casos y no en todos. Lo ideal es que la custodia acabe siendo compartida, pero cuando todo sea compartido y no solo esto".

"Si la población se divide más o menos al 50% (un poco más para las mujeres), ¿cómo es posible que nuestros representantes sean en su inmensa mayoría hombres?"

L. L.: "No es machista: las estadísticas con respecto a los cuidados familiares y domésticos son aplastantes".

¿Es machista no estar de acuerdo con las 'listas cremallera'?

La 'lista cremallera' es una lista electoral en la que hombres y mujeres ocupan puestos alternos.

J. F.: "Es machista negarse a reconocer la evidencia de que las mujeres han estado excluidas de la vida política y que aún hoy las relaciones de poder en los partidos dificultan un acceso igualitario a puestos de poder. Luego, ya podremos debatir sobre qué mecanismos concretos son más adecuados para revertir esa desigualdad".

N. V.: Las listas cremallera son fundamentales para asegurar que hombres y mujeres estemos representados en el ámbito político en función de la población real. Es decir, si la población se divide más o menos al 50% (un poco más para las mujeres), ¿cómo es posible que nuestros representantes sean en su inmensa mayoría hombres? Solo los partidos políticos que hacen listas cremallera tienen una representación cerca de la paridad.

B.: Es lo mismo que pasa con la custodia compartida: pretender dar la custodia compartida sin que nada más sea compartido, es machista. Lo mismo pasa con los que se oponen a las cuotas o a las listas cremalleras: pretender tratar igual a dos sectores (los que no tienen obstáculos y las que tienen miles de ellos) es incentivar la desigualdad.

L. L.: Para mí, depende desde qué ángulo sea el desacuerdo. Hay quien no cree en el feminismo de la visibilidad porque le parece poco radical.

¿Es machista creer que una mujer no debería viajar sola a países en los que no se respetan los derechos fundamentales de las mujeres?

J. F.: "Decir que no deberíamos viajar solas es un juicio de valor que nos responsabiliza de las agresiones que vivamos y que coarta nuestra libertad y nuestra autonomía. Por otro lado, ¿en qué país se respetan nuestros derechos fundamentales? Yo no he vivido más agresiones en países etiquetados como los más machistas de las que he vivido en mi barrio".

N. V.: "Es machista creer que las mujeres no pueden vivir, en su concepto más amplio, solas. Lo que nos indica la barbarie de nuestro mundo es que las mujeres sufran agresiones a su vida, su integridad, su sexualidad y sus derechos en todas partes del mundo, y especialmente en algunos países donde por ley no son consideradas ciudadanas".

B.: "Pensar que una mujer sin la presencia de un hombre esta sola es machista de por sí. También se dice cuando son varias mujeres: 'Es que iban solas'. Es como si la compañía de otra mujer no fuera una verdadera compañía. Y lo es. Pero parece que sólo la presencia de un hombre evite agresiones. Nadie tiene que decidir cómo tiene que viajar una mujer, ya sea a Cuenca o a Irán, porque en última instancia es una decisión personal de la que va a viajar".

L. L.: "Es machista cualquiera que culpe a la víctima, reflejando que en un caso de violencia fue imprudente por viajar sola".

¿Es machista decir que te gustan las mujeres bien depiladas?

J. F.: "El deseo no surge de la nada. Hoy en día el vello corporal en las mujeres es tabú. Las pocas que rompen con ese mandato son ridiculizadas. Esos mandatos estéticos son arbitrarios y cambian según las épocas. Ha habido épocas en las que el vello se consideraba incluso erótico. Entiendo que se nos ha enseñado a desear a las mujeres depiladas y ese deseo no va a cambiar de la noche a la mañana. Lo que es machista es decir que no ir depilada es 'de guarras' o que un hombre peludo exija a su pareja sexual femenina que se depile".

N. V.: "Allá cada uno con sus gustos. Lo importante es hasta qué punto se sienten las mujeres obligadas a depilarse por la opinión de los hombres en general o de su chico en particular".

B.: "Es menos machista si lo dices completo: 'Me gustan las mujeres bien depiladas'. Porque desgraciadamente el deseo en un constructo social y en esta sociedad las mujeres no depiladas están estigmatizadas, estigma del que no soy capaz de desprenderme. Me han vendido -y yo he comprado- que los cánones de belleza patriarcales son los correctos y los únicos. Y ojalá algún día me cure pronto de tanta tontería".

L. L.: "Que a cada uno le guste y diga lo que quiera. Eso sí: que tenga en cuenta que a una mujer, para depilarse bien, le tienen que arrancar los pelos de la ingle con cera caliente y dejarle los poros ensangrentados. Como práctica BDSM, eso sí, merece todos mis respetos".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información