Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva York lidera la transformación

La Semana de la Moda apuesta por las nueva tendencias: lo veo ahora, lo compro ahora y por la ropa sin género

Modelos presentan creaciones de la marca española Desigual. EFE

Tras las pruebas de la temporada pasada, esto parece que va en serio. O al menos así lo indica un calendario de la moda en el que importantes marcas se han apuntado al sistema del “lo veo ahora, lo compro ahora”. Tom Ford abrió el pasado miércoles la Semana de la Moda de Nueva York con una exclusiva presentación de su colección de otoño invierno 2016-2017 y mientras un reducido aforo cenaba en el restaurante Four Seasons, las prendas se pusieron inmediatamente a la venta online y en tiendas físicas, aniquilando de un plumazo la espera de seis meses con la que la industria de la moda había acostumbrado a sus clientes. El jueves la firma Thakoon hizo lo propio y añadió algunas puntualizaciones: en su caso la colección llegará a las tienda -tanto la virtual como la física- en tandas de dos semanas para generar novedad de forma sostenida. Y esa misma jornada, Tommy Hilfiger, en vísperas de la gran celebración de su colaboración con Gigi Hadid, anunció off the record que no abandona la presentación primavera-verano 2017: la hará en otra ciudad y solo para la prensa. ¿Será en París? Y es que mientras el reajuste ya es una realidad para todas estas marcas, la capital francesa se resiste al cambio.

Model Ondria Hardin in Look 5 of the TOM FORD AW16 Show. #TOMFORD #TFAW16

Una foto publicada por TOM FORD (@tomford) el

“Nueva York es una ciudad muy abierta para la gente que empieza una transición”, explica Victor Barragan, el diseñador mexicano de 24 años que desfiló en el hotel The Standard gracias a la plataforma de talentos emergentes Made New York. Se refiere, en este caso, a los jóvenes que viajan hasta la Gran Manzana en busca de la libertad suficiente para cambiar de sexo. Algunos de ellos, colegas del diseñador y modelos ocasionales, forman parte del casting ambiguo y diverso de Barragán. Una propuesta que no entiende de géneros a base de transparencias, rejillas de aros metálicos, chinelas transparentes con tacón y pronunciadas aberturas tanto para ellas como para ellos. 69, Gypsy Sport o Hood by Air son otras de las marcas que se proyectan hacia el futuro para dialogar sobre la moda neutra durante esta cita.

Our 4 key #SS17 looks from last night 🙌🏻🗽 #NYFW

Una foto publicada por Desigual (@desigual) el

Ese mismo jueves, delante de una audiencia mucho más concurrida, la miss transgénero israelí Talleen Abu Hanna se sentó en la primera fila del desfile primavera-verano 2017 de Desigual como invitada especial junto a la actriz Paz Vega. La marca de Barcelona también abraza el cambio y vive su particular revolución interior: una profunda transformación de su ADN que “se renueva para seguir sorprendiendo”, explica Daniel Pérez, director global de comunicación de Desigual. El equipo de diseño de la firma, que cuenta con la colaboración del diseñador francés Christian Lacroix en parte de la colección, no abandona los gráficos pero los aborda desde nuevas perspectivas. Las modificaciones se materializan en chaquetas, vestidos y pantalones enriquecidos con bordados y estampados en tres dimensiones en una propuesta mucho más sofisticada y con la mirada puesta en las últimas tendencias de la moda internacional. Una oda a la mezcla y la individualidad en la que conviven vestidos de crochet con parches de mariposas, bombers de tacto sedoso y faldas y pantalones de mil colores para vestir a una mujer siempre en movimiento. Este Desigual más cosmopolita y sereno se hará efectivo también en las tiendas, que a partir de 2017 se actualizarán con un concepto totalmente distinto.