Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Spanish Aerocar’

Ayer se cumplió un siglo de la inauguración del denominado en Canadá Spanish Aerocar, maravilla tecnológica que supuso un enorme reto de ingeniería civil por entonces. Es un teleférico que une dos puntos pasando por encima de un sobrecogedor remolino en las cercanías de las cataratas del Niágara. Y sigue en servicio 100 años después. Fue diseñado por el santanderino Leonardo Torres Quevedo y construido por la empresa bilbaína Sociedad de Estudios y Obras de Ingeniería. Aquí va entonces mi reivindicación de esta magna obra española y de este infravaloradísimo ingeniero cántabro.— Pedro Aguado García. Jerez de la Frontera (Cádiz).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.