Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Astronomía

Así es vivir en un planeta con tres soles

Descubierto un exoplaneta donde hay tres atardeceres al día y se completa una órbita cada 550 años, la más amplia jamás observada

Un equipo de astrónomos ha descubierto el primer exoplaneta que orbita en torno a tres estrellas y tiene una órbita muy amplia. Se trata de un cuerpo con cuatro veces la masa de Júpiter que tarda en dar la vuelta a una de sus tres estrellas 550 años terrestres, la órbita más larga que se conoce. La mayor parte del año el planeta presencia tres amaneceres y tres atardeceres al día. Con el cambio de las estaciones, que pueden durar unos 140 años, el ocaso de un astro coincide con la salida de otro, con lo que siempre es de día.

Este insólito planeta está a 340 años luz de la Tierra y también es uno de los más jóvenes que se han descubierto jamás: apenas 16 millones de años (la Tierra tiene 4.500 millones de años). El hallazgo, publicado hoy en la revista Science, supone uno de los primeros análisis de planetas con tres estrellas, que hasta ahora habían sido muy difíciles si no imposibles de captar con telescopios terrestres o espaciales.

“El planeta HD131399Ab es uno de los pocos exoplanetas que se ha fotografiado de forma directa y es el primero con una configuración como esta”, ha explicado Daniel Apai, profesor de la Universidad de Arizona y coautor del descubrimiento. Los científicos han captado la emisión de luz infrarroja del planeta usando el instrumento Sphere del Telescopio Muy Grande, en Chile.

Las observaciones han permitido hacer un primer mapa de este sistema sola. En su centro está la estrella de mayor tamaño con una masa un 80% mayor que la del Sol. El exoplaneta gira a su alrededor en una órbita unas dos veces mayor que la de Plutón. Las otras dos estrellas giran la una en torno a la otra girando a una distancia equivalente a la de la Tierra y Saturno. Al igual que el planeta, ellas también orbitan además en torno al astro más grande del sistema.

El exoplaneta está tan lejos de su estrella que parece un milagro que no se haya ido a la deriva. “Si estuviera un poco más lejos de la estrella de mayor masa sería expulsado del sistema”, señala Apai.

Este tipo de planetas son de especial interés pues permiten estudiar los cómo se forman los primeros planetas en escenarios mucho más extremos que el de nuestro Sistema Solar. Aunque puedan parecer exóticos, los sistemas con tres soles son igual de comunes en el Universo que los que solo tienen una.

Más información