Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
astronomía

Rosas y azules para ‘adornar’ la Nube de Magallanes

El telescopio VLT de Chile capta imágenes espectaculares de un efecto óptico en una nebulosa de la Gran Nube de Magallanes

El Observatorio Europeo Austral (ESO) ha difundido hoy imágenes de una "ornamentación estelar", un peculiar efecto óptico en rosas y azules detectado en una nebulosa de la Gran Nube de Magallanes, a unos 163.000 años luz de la Tierra. La imagen ha sido captada con el telescopio VLT, situado en el desierto de Paranal, en Chile. 

En las imágenes difundidas se observa una gran concentración de estrellas, entre las que destacan varias decenas de un intenso color azulado, flotando en un mar de color rosado. Es el tono que adquiere el manto de gas que las rodea al reflejar la luz de estos astros. Las estrellas blanco-azuladas producen una potente luz que provoca que los átomos de hidrógeno de la N55 se desprendan de sus electrones, ha explicado la ESO en un comunicado, lo que hace que el gas brille con ese característico color rosáceo.

Los astrónomos estudian estos fenómenos para conocer las condiciones que se dan al originarse nuevas estrellas, y para ello, observan la "firma" de brillante gas de hidrógeno que se producen con el nacimiento de las estrellas.

La nebulosa N55 es una brillante nube de gas en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea, que se ubica dentro de una "cáscara supergigante" o "superburbuja" del gas y polvo que se generó con el nacimiento de las estrellas.

Estas superburbujas, que a menudo alcanzan cientos de años luz de diámetro, se forman cuando gran parte del gas y del polvo que en un primer momento las envuelve es expulsado por los fuertes vientos que generan las estrellas al nacer, así como por las ondas de choque que provocan las supernovas al explotar.

Más información