Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Es el hombre más fuerte de Europa, está en 'Juego de tronos' y desayuna 8 huevos

Hafthór Björnsson, La Montaña en la serie, consume 10.000 calorías diarias. Su objetivo es conseguir el campeonato mundial de fuerza

El luchador y actor Hafthór Björnsson (La Montaña en 'Juego de tronos') exhibiendo su poderío.

Ocho huevos, tres boles llenos de avena y medio kilo de arándanos. Y solo es el desayuno. Si alguien se atreviese con este menú nada más levantarse probablemente tendría que someterse a las dos horas a un lavado de estómago. Pero hablamos de La Montaña, ese personaje de la serie Juego de tronos que solo sabe descargar su ira extirpando los ojos al primero que ose rechistarle. De hecho, cuesta imaginarse a este armario de 175 kilos sentado con rostro apacible en la mesa del desayuno

El actor y luchador islandés Hafthór Björnsson, 27 años, da vida a La Montaña desde la cuarta temporada de la serie y estará fracturando huesos en la esperadísima sexta temporada, que arranca el 24 abril. Pero aquí estamos hablando de cómo es Hafthór fuera de ese plató dominado por los Lannister. Este hombre tiene unas costumbres nutricionales tan enormes como él: desde hace siete años ingiere la obscena cantidad de 10.000 calorías diarias, cuando lo recomendable para un adulto son unas 2.500.

Si se echan las cuentas de los huevos que Björnsson consume en un mes, se llega a la conclusión de que más le vale a este buen hombre tener un corral atestado de gallinas en casa para no verse en la obligación de desvalijar todos los supermercados en 10 kilómetros a la redonda y que sus pobres vecinos puedan recordar lo que es comerse un huevo frito de vez en cuando. En total, unos 240 huevos al mes.

La Montaña tomando un tentempié antes de la comida.
La Montaña tomando un tentempié antes de la comida. Instagram

Esta energía le ha llevado a levantar hasta 450 kg, convirtiéndose en el hombre más fuerte de Europa, el tercero del mundo (el primero es el estadounidense Brian Shaw, que ha logrado levantar 517 kg -no sabemos cuántos huevos hacen falta para llegar a eso) y el vikingo más fuerte de la Tierra. Todo esto son campeonatos de fuerza oficiales en los que gana el que levante el máximo peso. El lanzamiento de barril es una de las pruebas que se lleva a cabo en la competición del hombre más fuerte del mundo, que se celebra en Estados Unidos desde 1977. Consiste en lanzar 10 barriles de casi 20 kg por encima de una pared de acero de 6 metros de altitud.

Da la sensación de que la pantalla de nuestro ordenador va a romperse con cada foto que publica Björnsson en sus redes sociales. “Tengo que comer cada dos horas para mantener mi masa corporal, y no es fácil. Cuando estoy rodando siempre debo parar para comer algo. Hago entre 6 y 8 comidas diarias”, explica Björnsson a la edición estadounidense de GQ. Sin embargo, su dieta no siempre ha sido tan exagerada. El hombre más fuerte de Europa, con sus 2,06 metros de estatura, era un chaval espigado que empezó jugando profesionalmente al baloncesto cuando era adolescente. Hasta que con 20 años una lesión de rodilla le apartó de la cancha.

Tuvo que decidir de qué otras formas podía sacar partido a su innata corpulencia, y del balón pasó a las pesas. Ganó 90 kilos y se hizo con el título de vikingo más fuerte del mundo, superando el récord milenario que ostentaba el legendario Ormur Stórólfsson, que después de levantar un mástil de 600 kilos y dar tres pasos se partió la espalda. Lamentablemente, Stórólfsson falleció en el intento, lo que no le impidió que se ganara la admiración de los que presenciaron tal proeza, y se quedó con el certificado póstumo de vikingo más fuerte durante mil años.

Björnsson en un descanso del rodaje de 'Juego de tronos' junto a su compañera de reparto, la odiada Cersei.
Björnsson en un descanso del rodaje de 'Juego de tronos' junto a su compañera de reparto, la odiada Cersei. Instagram

Hasta que en 2015 llegó Björnsson/La Montaña dispuesto a demostrar que no ha habido vikingo, ni hombre que valga, sobre la faz de la Tierra más fuerte que él. El islandés, apodado Thor, fue dos pasos más allá que Stórólfsson. Hablamos literalmente: después de levantar 650 kilos y avanzar cinco pasos consiguió enderezarse sin reventar ni un hueso de su anatomía. “Con el tercer paso sentí que mi cuerpo iba a romperse. Di el cuarto paso y me di cuenta de que había superado el récord. Después de eso mi cuerpo estaba jodido, pero lo celebré con mis amigos comiendo mucho”, recuerda Björnsson.

El responsable de que La Montaña se decantara por las pesas fue el cuatro veces hombre más fuerte del mundo Magnús Ver Magnússon. Se conocieron en el gimnasio en el que ambos entrenaban y Magnús, que se percató rápido del potencial de Björnsson, le animó a que dedicara sus esfuerzos a desarrollar su fuerza bruta y a presentarse a todos los campeonatos posibles. La liga nacional de futbol americano ya se ha puesto en contacto con él tentándole con una suculenta oferta. Pero a Björnsson no le interesa lo que allí puedan ofrecerle. Su única prioridad es llegar a hacerse con el reconocimiento de hombre más fuerte del mundo. Este es su objetivo. Más incluso que la interpretación.

Pero los fans no quieren que abandone Juego de tronos, la serie que se ha desmarcado de los libros de los que provenía y se ha sacado una sexta temporada de la manga y no del puño y letra de George RR Martin (escritor de la saga). Allí La Montaña está al servicio de los Lannister, la familia más disfuncional y desquiciada de los Siete Reinos. Ellos han hecho de él un espécimen que hace tiempo que dejó atrás cualquier rastro de humanidad que pudiera quedarle. Le han administrado todo tipo de dudosas sustancias con el fin de lograr sobrevivir a las peleas más salvajes, de las que a pesar de su corpulencia no siempre ha salido bien parado.

Padre e hija felices y sonrientes. La Montaña con su niñita de siete años.
Padre e hija felices y sonrientes. La Montaña con su niñita de siete años.

¿Aguantará La Montaña como títere de los Lannister? Algunos fans de la serie especulan con la posibilidad de que La Montaña acabe cargándose a esta estirpe entera con la esperanza de encontrar un poco de paz. Si algo se aprende con cada capítulo de Juego de tronos es que meterse con él es de todo menos sensato. Este ser ha demostrado que es capaz de retorcer el pescuezo a un compañero por roncar demasiado fuerte, y de quemarle la cara, sin atisbo de piedad en sus ojos, a su hermano pequeño (El Perro) por haber usado un juguete que él ya había desechado.

"He aprendido mucho de las escenas de lucha de la serie. Todo es muy rápido y coger el ritmo es complicado. Ha sido un gran reto para mí. Entrenábamos desde por la mañana hasta por la noche durante semanas para controlar cada detalle de la pelea ", explica el luchador/actor. "No me gusta verme en la televisión pero reconozco que cuando vi la pelea pensé que estaba bien", remacha

Además de una dieta que sigue a rajatabla, el hombre más fuerte de Europa entrena en el gimnasio tres horas diarias. “No todo es el entrenamiento, también es lo que lo rodea. Para entrenar bien tienes que dormir bien y comer bien”, reconoce. Concienzudo y sacrificado, tiene muy claras sus metas: su próximo objetivo es dejar el tercer puesto atrás para convertirse de una vez por todas en el hombre más fuerte del mundo. Mientras tanto, entre huevo y huevo, y alguna que otra hora de entrenamiento, tiene tiempo para volver a interpretar a La Montaña en la sexta temporada de Juego de tronos, y para pasar tiempo junto a su hija de siete años.

“Es un montón de pesos, mucho trabajo duro, gran cantidad de sudor, muchas lágrimas, mucha sangre y mucho tiempo”, termina por resumir su vida el vikingo islandés más fuerte del mundo.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información