Selecciona Edición
Iniciar sesión
CARTAS AL DIRECTOR

Una historia de amor y amistad

Está uno tan acostumbrado a leer noticias importantes con el ceño fruncido que, cuando de repente te topas con una de esas que se consideran menores o anecdóticas, pero capaces de devolverte la luz al rostro, uno se alegra de haberse levantado ese día. Viene esta introducción a cuento de la noticia que nos narra la historia de amistad entre Joao Pereira de Souza, un albañil jubilado que vive en una remota playa de Brasil, y un pingüino al que Joao llama Jingjing. Al parecer, la historia se remonta al año 2011, cuando Joao encontró al pequeño animal de la Patagonia cubierto de petróleo en estado agonizante. Souza, que acogió y alimentó a Jingjing hasta su total recuperación, pensó que jamas lo volvería a ver; pero, para su sorpresa, Jingjing se presentó, unos días más tarde, en la misma playa donde fue socorrido y reconoció de inmediato y feliz a su salvador. Desde entonces, una vez al año, Jingjing, se une a otros pingüinos para migrar a la Patagonia para luego regresar a visitar a su amigo y salvador. Estas cosas, maravillosamente sencillas, son las que nos hacen humanos y nos reconcilian con la naturaleza y, especialmente, con los animales, nuestros compañeros.— Pedro Serrano.