suscríbete

Famosos al borde la muerte, ¿lo último en 'realities'?

¿Te imaginas que en un programa de televisión la mayoría de los concursantes acaben heridos y se tema por su vida? Está pasando en el Reino Unido. Y además con famosos

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
Famosos al borde la muerte, ¿lo último en 'realities'?

Los saltos de esquí son uno de los deportes más peligrosos del mundo. Los atletas pueden alcanzar hasta los 100 kilómetros hora y, si algo falla, no sólo resta puntuación a su ejercicio, si no que puede provocar caídas de las que muchos ni siquiera se recuperan. A priori, no parece la mejor actividad para una persona no especialista. Pero todos sabemos que en la televisión (y sobre todo si hay famosos de por medio) todo es distinto.

Después de celebridades en una granja, bailando bailes de salón o saltando en trampolín, la cadena británica Channel 4 se ha atrevido con su reality The Jump a mezclar famosos y deportes de invierno. Y el resultado ha superado todas sus expectativas: la mayoría de los concursantes han abandonado el programa heridos y los telespectadores han llegado a pedir la retirada del programa ante la perspectiva de que alguno se acabe matando en la nieve. 

Aunque en realidad The Jump va por su tercera edición, en las anteriores participaron famosos como la cantante Sinitta o una de las Pussycat Dolls, desde que esta entrega comenzó el 31 de enero no ha dejado de vivir desgracias. La primera en caer fue la actriz Tina Hobley el 4 de febrero que en uno de los entrenamientos perdió el equilibrio y se dislocó el hombro. Es una de las pocas de las que se puede ver el vídeo de su accidente ya que el resto de caídas de los concursantes no se han mostrado a los espectadores. El siguiente fue el atleta Lindford Christie, sólo cuatro días después, con una herida en su muslo. Otro de los concursantes, la estrella de la telerrealidad Mark Francis Vandelli, se rompió un tobillo.

En las semanas posteriores se retiraron la nadadora Rebecca Adlington, que se rompió un hombro y dijo que el dolor había sido "peor que el parto" y una de las suplentes, la modelo y exmujer de Paul McCartney Heather Mills, también tuvo que irse tras herirse en la rodilla. La peor parada fue la gimnasta Beth Tweddle que se chocó contra una barrera y tuvo que ser operada de urgencia de una vértebra del cuello. Pero la cosa no queda aquí, esta misma semana, Sarah Harding, una de las integrantes de las Girls Aloud, se ha roto un ligamento y también ha tenido que abandonar.

En resumen, de doce concursantes iniciales siete han abandonado el programa no porque hayan sido expulsados, sino porque se han tenido que ir corriendo un hospital. Es cierto que el impacto sea menor ya que seguro que no conoces a casi ninguno de ellos. ¿Pero no pensaría lo mismo un británico si viene a España y ve a Carlos Lozano o a Rosa Benito?

Los concursantesvíctimas de The Jump.

Los concursantes/víctimas de The Jump. / Channel 4

Ante el desfile de heridos propio de un campo de batalla, la prensa británica y muchos telespectadores a través de Twitter han pedido la cancelación del programa antes de que alguien “resulte seriamente herido o incluso muera”. La cadena ha salido en su defensa: "The Jump se encuentra en su tercera edición y desde su estreno 46 celebridades han participado con éxito. Los eventos han sido diseñados para ser más difíciles que en años anteriores pero todos los participantes han llevado a cabo un riguroso programa de entrenamiento para prepararlos para el espectáculo”. Se ha filtrado, eso sí, que el seguro por cada uno de los concursantes en cada entrega se eleva a unos 45.000 euros.

En nuestro país, por ahora, los famosos que acuden a un reality saben que como mucho su mayor peligro va a ser quedarse sin tabaco o ginebra en GH VIP o pasar algo de hambre en Supervivientes. Lo más parecido a The Jump fue ¡Mira Quién Salta!, el reality con famosos haciendo saltos de trampolín que sufrió la retirada del concursante Piero por una lesión antes de empezar el programa y de otra participante tras romperse un brazo. Pero en la versión americana cinco concursantes acabaron en el hospital y, en la China, uno acabó muriendo ahogado en la piscina.

Sin embargo, ninguno se lleva el récord de The Jump con más de la mitad de los concursantes fuera de juego y con el resto en la cuerda floja. A pesar de las críticas, el programa no ha cancelado y ha decidido hacer suyo el lema “The show must go on” (el espectáculo debe continuar), aunque ha adelantado su gran final a este domingo. Solo nos queda ver si alguna cadena se atreve a importar este peligroso formato a nuestro país. No mientas, seguro que ya tienes más de un famoso en mente...

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
  • Enviar
  • Guardar

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Juegos Olímpicos: Lo más pop de las ceremonias de inauguración

Recopilamos episodios que se han quedado en nuestra retina para siempre

Todo lo que no sabías del porno hecho en España

El cine para adultos patrio ha pasado de hacer DVDs para videoclubs a tener que adaptarse a las páginas en 'streaming'

Esto fue de los actores de 'Salvados por la campana'

Aunque hayan sido discretos en su vida profesional, algunos de los protagonistas de la serie de los 90 han vivido escándalos de todo tipo... Repasamos qué es de Screech y compañía

Comida con mala reputación que en realidad nos encanta

España es cuna de muchos platos y bebidas que se han demonizado pero que pueden ser todo un manjar