Ningún champú puede hacer que el cabello crezca más sano

Los cosméticos solo embellecen (que no es poco). Otras mentiras recurrentes sobre el pelo

Ningún cosmético, ni siquiera el tinte, daña el cabello. Pero tampoco lo regenera ni lo hace más sano… Algunos lo ponen bonito, suave y brillante. Juicio a las frases más comunes que se escriben sobre el cabello. Todas son mentira.

1. El pelo está vivo

“El pelo es proteína muerta. Exactamente igual que las uñas: su parte externa incluso tiene la misma estructura en forma de escamas. Está vivo solo en la raíz, donde nace el folículo. A partir de ahí está muerto”, explica María Castán, directora global de comunicación científica de Wella.

2. La cosmética puede hacer que el cabello crezca más sano

“Cuando me preguntan qué se puede hacer para lucir un pelo sano yo siempre digo lo mismo: llevar una vida sana y comer sano. Hoy en día el pelo (de la cabeza) es un lujo, no una necesidad. Y si se tiene cualquier problema, enfermedad, cambio hormonal, dieta deficiente, estrés o lo que sea, el primero que sufre es el pelo. El champú aportará, como mucho, suavidad y brillo que embellece la fibra, pero no salud”, añade.

3. Los tintes siempre dañan

“El tinte tiene mala fama y no es justo. Es cierto que cualquier cambio estructural o del pH del cabello produce daño, pero hay muchos diseñados para que esto no ocurra. Y tampoco es verdad que no se puede aplicar durante el embarazo o tomando cierta medicación. Si esto fuera así, la UE nos obligaría a ponerlo en el prospecto. Otra de las dudas que circulan es cada cuánto nos podemos teñir: no se debe hacer una coloración de raíces a puntas todos los meses, pero un retoque de raíz se puede hacer siempre que quiera", cuenta Josh Wood, director creativo de la misma marca y reputado colorista a nivel mundial: "Tengo clientas que se repasan cada diez días”.

4. Se puede teñir con tintes sin (exento de amoniaco u otros tipos alcalinos)

“El cabello tiene, de media, siete capas de tejas de queratina completamente transparentes, una encima de la otra, que protegen el núcleo, también formado por proteína pero con una estructura en fibra. Dentro de las fibras de queratina del interior están los dos tipos de melanina (eumelanina y feomelanina), cuya combinación determina el tono natural del pelo. Es ahí donde tienen que penetrar los tintes. Y para ello, es necesario un cambio de pH (que se consigue con el amoniaco o el peróxido) que haga que las tejas de queratina se separen. Los pigmentos de los tintes ‘sin’ solo recubren la capa exterior de la fibra: no la colorean, se pegan a ella. Esto también explica la sensación de que son más sanos, porque engrosan un poco el cabello”.

5. Ciertos cosméticos penetran en profundidad

“Como hemos dejado dicho, para que cualquier cosa penetre es necesario un cambio de pH, y ningún champú o acondicionador lo hace, excepto algunos ingredientes concretos como los aminoácidos o el pantenol”.

6. El champú degrada el tinte

“Si el champú solo es capaz de llegar a la superficie, es imposible que lo degrade. Sí lo hace el agua con la que lavamos el pelo; o la ausencia de ingredientes específicos en el champú que, a la larga, dañan la cutícula y, como consecuencia, el color”.

7. Hay champús que frenan la caída

“Muchas veces el daño que hacemos al cabello, sobre todo con el cepillado y el styling con herramientas de calor, no solo rompe la cutícula sino que daña las fibras interiores. Imaginemos que el pelo es una casa y la queratina los ladrillos que se destruyen dejando agujeros. Si no se tapan, el edificio se desmorona (el pelo se rompe). Esto lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos en los que las mujeres se quejan de caída: en realidad lo que sufren es rotura. Los cosméticos funcionan como cemento, pero se va con los lavados”.

8. Los acondicionadores y mascarillas regeneran

“El brasilian keratin treatment (tratamiento de keratina brasileña) es reparador, pero tiene tantas contraindicaciones que jamás lo recomendaría. Tenemos que ser muy conscientes de que toda esta industria es cosmética: no hacemos medicamentos, y la base legal sobre la que desarrollamos nuestros productos solo nos dejan llegar hasta donde lo hacemos. Además, el pelo está formado por células muertas, por lo que, como mucho, lo que podemos hacer es prevenir daños y embellecer”, finaliza la experta de Wella.

Fe de errores

Este artículo ha sido modificado tras su publicación.

Más información