Hollywood se apunta a la cruzada antiyihadista

El secretario de Estado John Kerry se reúne con los directivos de los principales estudios para tratar de combatir el discurso del Estado Islámico

Hollywood está con el presidente Barack Obama. Ese es el resumen de la reunión que el martes mantuvieron los jefes de los principales estudios de la meca del cine y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. El motivo del encuentro celebrado a puerta cerrada en los estudios Universal de Los Ángeles, fue pensar cómo combatir el discurso yihadista del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) por medio del cine. Como resumió Kerry en su cuenta de Twitter, fue una gran conversación con los ejecutivos de los principales estudios: “Estuvo bien escuchar sus ideas y planes sobre la forma de contraatacar la narrativa #Daesh”.

Según fuentes cercanas, durante los 90 minutos que duró la reunión los líderes de Hollywood discutieron formas de poder utilizar tanto la maquinaria de marketing de los estudios como las producciones de esta industria y la narrativa de sus historias para llevar la “marca Estados Unidos” a otras culturas, especialmente hasta aquellas más afectadas o amenazadas por el ISIS, buscando así también formas de contraatacar la propaganda del grupo yihadista.

Organizada por el presidente del grupo Universal, Jeff Shell, al encuentro se sumó el presidente de la Asociación Americana del Cine y mediador entre Hollywood y Washington, Chris Dodd —con quien Kerry ha viajado recientemente al Festival de Cine de Berlín—. También acudieron Kevin Tsujihara, al frente de Warner Bross; Jeffrey Katzenberg en nombre de los estudios DreamWorks Animation; Jim Gianopulos como presidente de los estudios 20th Century Fox junto a la copresidenta del mismo estudio, Stacey Snider; Sean Bailey, presidente de la división de producción de Walt Disney; la presidenta de los Estudios Universal, Donna Langley, y Jimmy Horowitz, otro de sus cargos más altos; el presidente del grupo Sony, Tom Rothman; Michael Wright en representación de los estudios Amblin Partners CEO, antes DreamWorks; y el vicepresidente de NBCUniversal, Ron Meyer. Aunque nadie quiso hacer declaraciones acabada la reunión todos ellos posaron para una instantánea familiar que Kerry colgó en Twitter, donde se les puede ver bajo un gran póster de un clásico del cine como el original El fantasma de la ópera. La iniciativa llega dos meses más tarde del ataque terrorista vivido en San Bernardino (California), cuando una pareja que confirmó su alianza a ISIS abrió fuego contra sus compañeros de trabajo dejando 14 muertos y 22 heridos.

De izquierda a derecha: Jeff Shell, presidente de Universal Filmed Entertainment Group, Ron Meyer, presidente de Universal Studios, Camila Alves y su esposo el actor Matthew McConaughey, Andrew Karpen, CEO de Focus Features y Donna Langley, presidenta de Universal Picture. cordon press

Esta no es la primera vez que Washington busca el apoyo de Hollywood. Una de las campañas más conocidas tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los principales estudios de cine en EE UU hicieron filmes y cortometrajes propagandísticos para apoyar a los aliados y en contra del frente nazi, una lucha con imágenes a la que incluso se alistó el Pato Donald. Más recientemente y tras el ataque contra las Torres Gemelas, Hollywood volvió a ofrecer su ayuda al Gobierno con reuniones que incluyeron a famosos productores de cintas de acción, como Jerry Bruckheimer (Piratas del Caribe, C.S.I., Top Gun), en un deseo de buscar ideas y soluciones aplicables en la lucha antiterrorista.