Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

¿Frívolo yo? Para nada

El estreno de 'Zoolander 2' nos recuerda aquellos personajes de la moda que son parodia

Hoy viernes se estrena la segunda parte de Zoolander, la cinta protagonizada por Ben Stiller, Owen Wilson, Will Ferrell y Penélope Cruz, además de contar con cameos de personajes de la industria como Justin Bieber.

Para quienes no hay nada más importante en la vida que la apariencia el regreso a la gran pantalla de Derek Zoolander supone la confirmación de que uno puede permanecer en el limbo de la gente bella a pesar de que pasen los años.

 Ahí fuera hay un buen puñado de profesionales (o aspirantes a) de la industria de la moda más parecidos a la película de lo que pensamos. Gente que se ríe con Zoolander sin saber que –¡oh, ironía!– se están riendo también de sí mismos. Para muestra, Ricki Hall –modelo británico con barba y tatuajes por imposición– que afirmaba recientemente en el mismísimo The Sunday Times inspirarse "en el estilo de los vagabundos. Se ponen cualquier cosa, lo mezclan todo, ¡y les queda fenomenal!". Por su parte, la megatop brasileña Gisele Bündchen ha sido noticia estos días por publicar la dieta con la que alimenta a sus hijos (sí, esto ha sido noticia): quinoa, pato, aceite de coco y sal del Himalaya. Nada más.

Y, a pesar de todo, en el privilegiado mundo de los bellos, hay tiempo para las inquietudes culturales. Derek Zoolander admira a Sting porque "aunque no he escuchado nada de él, me inspira respeto". ¿Recuerdan cuando la ex Miss España de 1991 Sofía Mazagatos, afirmó "sigo mucho a Vargas Llosa pero no he leído nada suyo"? Pues eso, que lo importante es seguir en el candelero o como decía Mazagatos en el "candelabro".

Más información