La botella que jamás se queda sin agua

Una empresa vienesa desarrolla un invento que capta líquido de la atmósfera mediante la energía solar

Una de las botellas desarrollada por la empresa vienesa. Fontus

Una mañana de deporte extremo por la montaña, todo transcurre con normalidad hasta que el agua se termina y no hay una fuente o un pueblo cercanos, ¿qué hacer? La empresa vienesa Fontus ha creado una solución: una botella que capta el agua de la atmósfera mediante la energía solar. El equipo que ha iniciado la startup, conformado por ingenieros y profesionales de negocios, busca que su botella sirva también para ayudar a las personas que viven en zonas donde el agua potable es escasa. En las próximas semanas, la compañía iniciará una campaña de micromecenazgo para desarrollar su producto. Los prototipos del mismo han sido financiados mediante el Austria Wirtschaftsservice Gesellschaft, una institución del Gobierno de Viena que financia empresas de reciente creación.

Más información