Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Día de la Candelaria, ¿sirve para saber qué tiempo va a hacer?

Mientras EE UU celebra el Día de la Marmota, en España se conmemora una fecha que marca el ecuador del invierno

El 2 de febrero marca el ecuador del invierno. Mientras en EE UU se celebra el Día de la Marmota y todos están pendientes de la reacción que tendrá Phil al despertarse para saber si la primavera va a llegar antes de tiempo, en España se celebra el día de la Candelaria, que anticipa el fin de las temperaturas más bajas. El meteorólogo José Miguel Viñas explica por qué está fecha es tradicionalmente una referencia en el campo.

¿Por qué es importante para los agricultores? Quedan aproximadamente los mismos días para que se acabe el invierno de los que ya han pasado desde que empezó esta estación. De acuerdo con la tradición, antiguamente los campesinos esperaban con expectación la llegada de la Candelaria como el inicio de las jornadas más largas y más cálidas, lo que permitía aumentar la actividad y las cosechas en el campo.

¿Por qué se denomina Candelaria? Según la tradición cristiana, el 2 de febrero se llevaban velas a las iglesias para celebrar la vuelta de la luz. Los agricultores guardaban después las velas en sus casas para ahuyentar los malos espíritus y las tormentas, y proteger así las cosechas. Esta costumbre ha pervivido durante siglos.

¿Cuál es la relación entre el Día de la Marmota y la Candelaria? En ambos casos se trata de una tradición para predecir el tiempo a largo plazo. En EE UU, si la marmota ve proyectada su sombra al despertarse, porque hay sol, se interpreta que quedan seis semanas de invierno. Si en cambio está nublado y la marmota no proyecta ninguna, lo más duro del invierno ya ha pasado. En diferentes países europeos también se usaban animales hibernantes para hacer predicciones meteorológicas desde hace siglos, por ejemplo basándose en el comportamiento del oso en los bosques. Y en concreto, el día de la Candelaria se está muy pendiente del cielo para interpretar como será lo que queda de invierno.

Refranes sobre la Candelaria

La tradición popular aporta un amplio refranero sobre la Candelaria. Estos son algunos de los que recoge el profesor de Filología de la Universidad de Barcelona José Enrique Gargallo:

“El día de la Candelaria que no llueva, invierno fuera; y si llueve y hace viento, invierno dentro”

“El día de la Candelaria está el invierno fuera, pero si no ha nevado y quiere nevar, invierno por comenzar”

“Si la Candelaria llora, el invierno va fora; si no llora ni dentro ni fora; que llore, que no llore, que deje de llorar, la mitad del invierno falta que pasar”

“La candelaria ha llorado, pero el invierno no se ha acabado”

“Si por la Candelaria plora, ya está el invierno fora, y si no plora, ni dentro ni fora”

“Cuando la Candelaria llora, ya está el invierno fora; pero si da en reír; el invierno por venir”

Más información