Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Macanudo (46)

Quizás sea mejor no decir nada

Liniers (Ricardo Liniers Siri, Buenos Aires, 1973) es un historietista argentino, descrito por Leila Guerriero como un autodidacta que "llegó solo", un chico al que le gustaba dibujar de pequeño y que terminó convirtiéndose en un fenómeno del humor gráfico en su país. "Yo leía a Mafalda, pero para mí Quino no era una persona", relató entonces el dibujante. "Era un ser de un panteón inalcanzable. No podía imaginar que alguien viviera de hacer dibujitos".

Su sentido del humor irónico y reflexivo, que plasma a través de sus variopintos personajes -la vaca cinéfila, el robot sensible o él mismo, disfrazado de conejo con gafas-, le han granjeado una enorme popularidad en Argentina desde que comenzó a publicar tiras cómicas en el diario La Nación, en 2002. Es amigo del músico Kevin Johansen, y aficionado a irse de gira con él y pintar para el público de sus conciertos. Este argentino, casado y con tres hijas, pidió matrimonio a su esposa Angie del Campo a través de su caricatura: "Angie, ¿qué tal si nos casamos?". Guerriero lo describió en 2009: "Lee (mucho), llora en el cine. Le gustan el frío y las bufandas. Es puntual, se va a dormir temprano".

Este dibujante ha publicado, además de 11 recopilaciones de la serieMacanudo, otras historietas como Pósters (2014), una versión ilustrada de la canción de Albert Pla Soñadores, o cuentos infantiles en En el bosque (2015). En 2014 fue nominado a los Premios Eisner, los más importantes del cómic internacional, que cada año se entregan en la convención de cómic de San Diego (San Diego Comic Con).

elpaissemanal@elpais.es