Jamie-Lynn Sigler, actriz de ‘Los Soprano’, sufre esclerosis múltiple

A la intérprete le detectaron la enfermedad hace 15 años, pero hasta ahora no había tenido fuerzas para contarlo

La actriz Jamie-Lynn Sigler, que fue Meadow Soprano en la legendaria serie de Los Soprano, ha confesado este miércoles que sufre esclerosis múltiple. Hace 15 años que le detectaron la enfermedad, pero hasta ahora no había tenido fuerzas para contarlo, según explica en una entrevista concedida a la revista People.

El diagnóstico le pilló por sorpresa cuando tenía 20 años, en la cuarta temporada de la serie. En ese momento, Sigler no se sentía enferma y no terminaba de creerse que aquello le estuviese pasando realmente."No quería asumirlo porque no quería pensar que iba a formar parte de mi futuro. Pero ahora ya es parte de mi presente y no quiero sentir que es algo de lo que debería avergonzarme", explica la actriz. La intérprete, que tiene 34 años y un hijo de 3, cuenta que los síntomas han ido a peor durante la última década: ha notado que no puede correr o caminar durante mucho tiempo sin pararse a descansar.

La actriz con su marido, Cutter Dykstra, y su hijo.

La artista siguió trabajando al terminar de rodar la serie Los Soprano y entonces empezó a sentir con más intensidad los síntomas. "A veces solo necesitaba cinco o diez minutos para sentarme y recuperarme, pero nunca lo hacía. No quería que nadie sospechara", explica la actriz.

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa sin cura. Aún así, Sigler ha estado medicándose, con inyecciones e infusiones, y ahora está tomando Tecfidera, un medicamento que ha mantenido sus síntomas a raya durante los últimos seis años. "Ahora las cosas son manejables", cuenta. "Necesitas una actitud luchadora para lidiar con esta enfermedad, puede absorberte la vida si le dejas".

Además de su papel como hija de Tony Soprano, también ha aparecido en producciones como Cenicienta o La bella y la bestia, videoclips, obras de teatro... Ahora, Jamie-Lynn Sigler dice estar emocionada por todo lo que está por llegar. Acaba de casarse, espera tener más hijos y poder seguir divirtiéndose. "Tengo un marido y un hijo maravillosos. Soy la chica con más suerte del mundo".