Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hoy me siento libre”

Luisa Drofi Quefasse necesitó ayuda de una ONG para sacar a su bebé con bajo peso adelante hace 15 años. Hoy, trabaja en ella y se dedica a impartir formación sobre salud para mejorar el bienestar de su comunidad

En Mozambique, las distancias se miden en tiempo y no kilómetros. Luisa, de 50 años, lo sabe bien. Nunca se sabe cuándo pasará 'la chapa' (transporte informal) cerca de su casa para acudir a su centro de trabajo en la Fundación Encontro, en Massaca. O quizá quiera visitar a un vecino enfermo para darle consejo. Esta es su labor: impartir formación en hábitos saludables y bienestar. Y en su trayecto diario por los bacheados caminos, dure media hora o dos, reflexiona sobre cómo puede ayudar más y mejor a su comunidad. "Aquí los desafíos son grandes", dice.