CARTAS AL DIRECTOR

Perros en el metro de Barcelona

Barcelona es mi ciudad, mi casa, la quiero, la mimo, la cuido y velo por ella. Me siento bien viviendo en Barcelona y me alegra saber que a partir de septiembre del año que viene tendré un nuevo motivo para estar contenta de vivir aquí, porque mi familia y yo podremos disfrutarla mucho más: nuestros dos perros podrán acceder al metro si lo necesitamos. Siempre es un alivio saber que podemos contar con ello a la hora de planificar nuestro tiempo libre por la ciudad: paseos más allá del barrio, visitas a familiares y amigos, pequeños recados, etcétera. Y seguro que también lo será para aquellas personas solas que comparten su vida con un perro y no tienen vehículo propio. En cualquier caso, es un paso adelante en el bienestar y la convivencia colectivos, porque el perro es un miembro más del clan familiar y, por tanto, de la sociedad, así que hay que tenerlo en cuenta.— Olga Torras Sánchez-Cerrudo.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Cultura y política

Las lenguas de nuestras regiones son una riqueza, pero no legitiman la fragmentación política. Nuestra ciudadanía se basa en la legalidad del Estado y no en “el pueblo”, “la calle” y demás embelecos populistas

LA CUARTA PÁGINA

La doctrina del resentimiento

Putin defiende la idea de que Rusia tiene la responsabilidad de proteger a todos los rusos que están en el extranjero, y él decide quién lo es. Pero ‘proteger’ a los rusos en Ucrania tiene consecuencias fatales

Reformen la reforma penal

La reinstauración de la cadena perpetua supone un insólito salto hacia atrás

El futuro del pasado

La regulación del 'copyright' debe incluir medidas eficaces de lucha contra la piratería

Las nuevas funciones del viejo mundo

El predominio creciente de China no anula la importancia de la Unión Europea

Manifiestos complementarios

No aticemos falsos enfrentamientos. Los dos textos exponen preocupaciones comunes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana