CARTAS AL DIRECTOR

Perros en el metro de Barcelona

Barcelona es mi ciudad, mi casa, la quiero, la mimo, la cuido y velo por ella. Me siento bien viviendo en Barcelona y me alegra saber que a partir de septiembre del año que viene tendré un nuevo motivo para estar contenta de vivir aquí, porque mi familia y yo podremos disfrutarla mucho más: nuestros dos perros podrán acceder al metro si lo necesitamos. Siempre es un alivio saber que podemos contar con ello a la hora de planificar nuestro tiempo libre por la ciudad: paseos más allá del barrio, visitas a familiares y amigos, pequeños recados, etcétera. Y seguro que también lo será para aquellas personas solas que comparten su vida con un perro y no tienen vehículo propio. En cualquier caso, es un paso adelante en el bienestar y la convivencia colectivos, porque el perro es un miembro más del clan familiar y, por tanto, de la sociedad, así que hay que tenerlo en cuenta.— Olga Torras Sánchez-Cerrudo.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

“Yo sé leer”: vida y muerte en Guerrero

En este territorio bipolar, el carnaval coexiste con el apocalipsis. El emporio turístico de Acapulco y la riqueza de los caciques contrasta con la pobreza de la mayoría, y el narcotráfico no es la principal causa de su deterioro

Pactos por un nuevo futuro

Frente a soluciones mesiánicas que cuestionan todo el sistema, hacen falta tres grandes acuerdos: para revitalizar la democracia, para soldar la fractura social y para actualizar el contrato constitucional

LA CUARTA PÁGINA

Brasil, el mundo de mañana

En la nueva etapa de Dilma Rousseff el país se enfrenta al reto de la modernización. Haría bien en apostar por su talento más joven y atender las expectativas de una generación que exige un futuro mejor

Europa en peligro

Incapaces de superar la crisis, muchos se entregan a populismos y nacionalismos

La casa chilena

Por su geografía y destino histórico, el país andino está obligado a ser sobrio y equilibrado

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana