Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mano que resucitó la conspiración

La juez Coro Cillán resucitó la conspiración al admitir una querella contra el jefe de los Tedax por ocultar y falsear pruebas sobre los atentados

La juez Coro Cillán.
La juez Coro Cillán.

Coro Cillán es la juez que resucitó la teoría de la conspiración del 11-M. Admitió a trámite la querella de la Asociación Ayuda a Víctimas del 11-M que acusaba al entonces jefe de los Tedax, Jesús Sánchez Manzano, de ocultar y falsear pruebas sobre los terribles atentados que costaron la vida a 191 personas en 2004. La juez admitió la causa pese a que el asunto ya se había planteado anteriormente, sin éxito, ante la Audiencia Nacional y en términos muy similares, ante el Juzgado de Instrucción 6 de Madrid, que también archivó.

Coro Cillán, sin embargo, mantuvo la causa abierta durante dos años y medio. En su juzgado, el 43 de Madrid, resucitaron los grandes bulos sobre el 11-M: el de la mochila que contenía una bomba que no explotó en El Pozo —y cuyo análisis condujo, entre otras pruebas, hasta los autores de la masacre—; la supuesta destrucción o manipulación de restos del explosivo hallado en los lugares del atentado; el desguace de los trenes donde estallaron las bombas; la posible participación de ETA en los hechos, e incluso el de un complot de servicios secretos extranjeros en Ginebra con la participación del CNI, un dirigente del PSOE y un policía español para organizar la matanza con la que sacar al PP del poder en 2004.

Durante esos dos años, la juez interrogó a más de 50 miembros de los Tedax, a una decena de funcionarios de Renfe, a ocho funcionarios de la policía científica y a todos los peritos, independientes y de parte, que habían desfilado por el juicio del 11-M.

En febrero de 2012, la Audiencia Provincial de Madrid archivó la causa por entender que era “cosa juzgada” y criticó que Cillán tardara más de dos años en resolver el recurso de archivo solicitado por la defensa de Sánchez Manzano. El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite un recurso contra ese auto de la Audiencia de Madrid, dando carpetazo a este fleco de la teoría de la conspiración.

Más información