CARTAS AL DIRECTOR

El ancho de Gibraltar

Algeciras ha contado siempre con un fuerte componente de migración dado su carácter fronterizo: marroquíes, ingleses, catalanes, italianos, malteses. Durante la Algeciras musulmana, la ciudad adquirió su momento histórico de mayor apogeo; han pasado tres siglos y la cercanía de Gibraltar nos ha ofrecido libertad, derechos, solidaridad y trabajo. Por Gibraltar escapaban los liberales en el siglo XVIII y los republicanos durante la Guerra Civil española, hemos obtenido penicilina y leche en polvo en tiempos de posguerra, se han conseguido derechos como el matrimonio y el divorcio civil.

Érase un negociador español, otro inglés, otro marroquí y otro gibraltareño. ¿Qué estamos negociando con el Gobierno inglés: estatus de autonomía, independencia, demarcaciones, gestión compartida de puertos y aeropuertos, cumplimento de la normativa internacional, protección medioambiental? ¿Y con el Gobierno marroquí: independencia del Sáhara, control de la inmigración ilegal?

Considero que actualmente debemos superar cualquier tentación de patriotismo nacional que no se corresponde con los retos actuales que nos ha tocado vivir, como el de la ciudadanía global en derechos civiles y sociales.

Las macronegociaciones deben ir acompañadas de acuerdos de interés microsocial, como podría ser un acuerdo de colaboración entre el sistema público de educación andaluz y el gibraltareño. Este proyecto educativo facilitaría una auténtica formación bilingüe español-inglés que haría a nuestros jóvenes más competitivos para el mercado laboral. Al igual habría que hacer con la lengua y la cultura árabe, tan cercanas y tan desconocidas para la mayoría de los campogibraltareños.

La proximidad de estas dos realidades socioculturales es una importante oportunidad de empleo y de desarrollo para la zona. En la provincia de Cádiz la tasa de paro casi duplica la tasa nacional.

Debemos hacer frente a esta situación con ideas y actuaciones imaginativas y solidarias que potencien las oportunidades singulares que tiene esta comarca. Y al igual que la educación trilingüe, habría que igualar rentas per capita, tasas de empleo, impuestos, regulación y control medioambiental en esta zona tricolor de España.— Palma Amorós Rodríguez.

 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana