CARTAS AL DIRECTOR

El valor de la solidaridad

Han pasado ya unos días desde la tragedia ferroviaria ocurrida en las inmediaciones de Santiago y, una vez superada la primera impresión, estamos en condiciones de poder analizar ciertos factores.

Me gustaría resaltar la solidaridad de los habitantes del pueblo de Angrois por su sincera espontaneidad a la hora de prestar su ayuda a las víctimas, ya que, al margen del esfuerzo físico y mental que han derrochado, también ha habido un desinteresado desprendimiento de bienes y efectos tales como mantas, ropas, etcétera. Al margen de la loable idiosincrasia de los vecinos de Angrois y resto de gallegos que han acudido a donar sangre en forma masiva, creo que existe también una circunstancia a tener en cuenta y que, en estos momentos, ayuda a cultivar esa solidaridad desinteresada y es la cultura de servicio público que ha existido en España durante decenas de años. Todos hemos tenido que acudir alguna vez a algún centro hospitalario por problemas de salud personales o de alguien de nuestro entorno, y vemos cómo todo el personal nos atiende y se desvive por nuestro bienestar. En mi opinión, esa actitud hace que en nuestro interior se desarrolle, aun sin darnos cuenta, ese espíritu de ayuda al prójimo, que si además coincide en un ser ya solidario, hace que esa solidaridad germine con mayor fuerza.

Me gustaría que esos políticos tan empecinados en privatizar la sanidad pública reflexionen y no contribuyan a que a partir de ahora nazca en nosotros una cultura de que todo tiene que tener una contraprestación, ánimo de lucro y que, por tanto, nada se hace de forma desinteresada.— Manuel Gallardo Domínguez.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Españoles en Gurs

No hay mucha gente que sepa lo que ocurrió en esta zona del sur de Francia. Y, sin embargo, el campo de concentración que se instaló allí resume uno de los momentos más trágicos de la historia del viejo siglo XX

LA CUARTA PÁGINA

El furor del Estado Islámico

La organización yihadista ha conquistado una base territorial en la que ha proclamado su propio califato, dispone de una red de financiación que le aporta grandes recursos y utiliza el terror como su mejor arma

LA CUARTA PÁGINA

En los días del gran engaño

Culto, leído, dotado para la retórica, dueño de voluntades, Pujol ha sido el constructor de un gran relato, fuente de legitimación de un poder absoluto que ha resultado estar operando a la manera de clanes y mafias

Un mínimo de humanidad

Ante la brutalidad de las guerras de hoy, deben respetarse los Convenios de Ginebra

La espiral final

La presidenta de Argentina recurre a la épica trágica en la crisis de la deuda

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana