La prueba de alcoholemia

Anulada parte de la investigación del accidente mortal provocado por Ortega Cano

MARCOS BALFAGÓN

Una imprudencia grave del torero José Ortega Cano, al volante de un coche que invadió el carril contrario a gran velocidad, no solo le dejó a él herido de gravedad, sino que dio como resultado la muerte en el acto de Carlos Parra, conductor de otro vehículo que circulaba correctamente. Una juez ha condenado al torero a dos años y medio de cárcel, más la retirada del permiso de conducir y una indemnización para la familia del fallecido; y gran parte del interés mediático se centra en si pisará la cárcel o no. Irá a prisión en caso de que esa sentencia adquiera firmeza, y podría eludirla si apela y logra una rebaja a menos de dos años.

Pero, ¿de veras es eso lo más importante?

Un primer hecho de interés es que el juicio y la sentencia llegan casi dos años después del accidente. ¿Banal, porque ya se sabe de la lentitud judicial? Sea. Menos banal resulta la anulación del análisis de alcoholemia a una muestra de sangre, supuestamente del torero, para quien el fiscal pedía cuatro años de prisión.

La sentencia precisa que no se hizo “prueba de impregnación alcohólica” en el lugar del accidente, “dado el estado físico” del herido. Se le extrajo sangre una vez hospitalizado, pero solo “con fines terapéuticos”. Cuatro días más tarde, el hospital recibió orden judicial de conservar una muestra de esa sangre, que fue analizada en el Instituto de Toxicología y dio una tasa de 1,26 gramos de alcohol por litro en sangre, muy por encima de lo permitido. La juez anula la prueba porque se rompió “la cadena de custodia”, debido a que el hospital mantuvo la muestra en condiciones que no se ajustan a la norma válida a efectos judiciales, y no hay plena garantía de que la sangre analizada fuera realmente de Ortega. Los primeros médicos que le atendieron no recuerdan olor a alcohol.

Todos nos alegramos de que mejore la seguridad vial en España, porque muestra que algo va bien: ahí están las leyes, los controles, las sanciones. Y de repente descubrimos que no podemos tener confianza en que una prueba de alcoholemia se hace en condiciones válidas para la justicia. Todo un desafío para la confianza en leyes, controles y sanciones.

 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Calor en un paisaje robótico

La estimulante Annie Clark sigue escribiendo música absorbente e inteligente

Licenciado en producto y estética

El nombre de este chef mallorquín es sinónimo de atractivo concepto gastronómico

La hora de los hayedos

Hayas, pero también aves, puentes medievales y “reciclaje musical” componen la oferta del fin de semana

Trauma familiar sobre mojado

‘Cuando deje de llover’ narra la vida de cuatro generaciones tocadas por un turbio pasado

IMPRESCINDIBLES

La debilidad del Estado en México

La crisis de corrupción e impunidad que atraviesa el país tiene su explicación en cuatro causas que van desde la fragilidad institucional a la economía sumergida pasando por el narcotráfico y la nula fiscalidad

Contra el veneno

Cuando en un país son legales partidos cuyo objetivo es la destrucción de ese país o nación, está claro que el Estado está mal constituido. El nacionalismo aspira a crear una sociedad moldeable, sin discrepancias

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Renovar el pacto ciudadano

Necesitamos un cambio radical que garantice a todos una vida digna

Cataluña: ¿nación o Estado?

La única legalidad posible será la que surja de refundar la Constitución de 1978

Sonido y ruido

Hoy: distinciones, confusiones y al final, como siempre, el estilo

Epidemiología de la corrupción

Si el mal se propaga entre los funcionarios, el sistema entrará en colapso

¿Por qué una solución federal?

Es la culminación natural y lógica del Estado de las autonomías

Corrupción, urbanismo y opacidad

Tanto las reclasificaciones como las recalificaciones de suelo han llegado a superar el 1.000 % el valor anterior

Una pésima decisión contra el SIDA

El Decreto de Troncalidad impulsado por el Ministerio de Sanidad es un paso atrás en la lucha contra la enfermedad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana