EDITORIAL

Guerra en Pescanova

La crisis de la compañía gallega exige que una nueva dirección negocie con los acreedores

Desde que el 1 de marzo presentara su solicitud de preconcurso de acreedores, la situación de la compañía Pescanova, presidida por Manuel Fernández de Sousa, ha ido de mal en peor. La crisis de la empresa, con más de 10.000 trabajadores, ha estallado por la presunción de que existe una doble contabilidad, que la deuda real es muy superior (el menos en unos 1.200 millones de euros) a la admitida oficialmente y que los responsables de Pescanova han ocultado a los accionistas y a los inversores información relevante sobre las cuentas, hasta el punto de que siguen sin formularse después de un consejo de casi 13 horas contraviniendo la orden expresa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A esta situación caótica se ha sumado un factor de desorden más: la compañía ha despedido a su auditor, BDO, después de mutuos reproches, y parece dispuesta a contratar a un forensic auditor que examine los probables fraudes en la contabilidad.

Los hechos descritos son suficientes para concluir que la dirección de la multinacional, empezando por su presidente, debería abandonar inmediatamente sus cargos, porque la presunta ocultación de deuda y el incumplimiento de los compromisos con los inversores y con la CNMV son de su exclusiva responsabilidad. Los enfrentamientos en el consejo y el conflicto con el auditor refuerzan esta urgencia. Una nueva dirección debe negociar con los bancos el concurso de acreedores (ya solicitado) y cualquier demora en designar unos nuevos responsables solo reducirá las probabilidades de salvación de la compañía, suspendida en Bolsa para evitar el hundimiento total. Pocos precedentes hay de que una empresa sea incapaz de formular sus cuentas y tranquilizar así a sus acreedores e inversores. Es una anomalía que solo se explica por la resistencia del presidente a dejar el cargo, quizá para protegerse de cualquier acción jurídica que los accionistas puedan tomar contra él.

El caso de Pescanova ilustra además sobre las dificultades que tienen los accionistas de las empresas españolas para fiscalizar la acción de los órganos de dirección. Tampoco hay normas corporativas tajantes que puedan arbitrar los conflictos en el interior de los consejos y las funciones de las auditoras no son suficientes para garantizar la veracidad de las cuentas. El resultado es que el regulador financiero, la CNMV, es un espectador más de la crisis.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El atacante a la sede del PP quería encargarse de las setas de su pueblo

Daniel Pérez llevaba días fabricando una bomba casera con instrucciones de Internet

Telefónica no tendrá que compartir su red fibra en Madrid y Barcelona

La CNMC propone abrir las nuevas redes de banda ancha pero excluye a los nueve municipios con mayor despliegue

Tres de cada cuatro vascos cree que hay fraude en las ayudas

Los ciudadanos critican la insuficiencia de controles en la RGI, aunque el 78% no está de acuerdo con que se recorten

Pablo Iglesias es el político mejor valorado y el único que aprueba

Retrocede la confianza en la gestión del Gobierno vasco pero solo el PNV tiene un saldo positivo

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

Para salir mejor de la crisis

Invertir en capital humano y superar la desigualdad es tarea de los líderes europeos

Temibles tiempos de tormentas

Errejón recibe el mismo trato que Podemos da a los que incluye en 'la casta'

Transición, en Cuba y otros lugares cercanos

Tal vez se trate de la caída del Muro de Berlín otra vez, solo que en el Caribe y zonas aledañas

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana