CARTAS AL DIRECTOR

Pedagogía contemporánea

Con entusiasmo creciente he leído el artículo de Enrique Moradiellos sobre la pedagogía contemporánea publicado el pasado viernes. Con entusiasmo porque encontraba casi con las mismas palabras lo que yo pienso y lo que a veces digo en conversaciones con mis compañeros. Soy profesor de Filosofía. Tengo edad sobrada para haberme jubilado, pero no lo he hecho porque me sigue gustando mi profesión, y mi materia. Creo que tengo algo valioso que transmitir.

No añoro la cruel pedagogía que yo sufrí, ni la que yo mismo apliqué en los comienzos de mi carrera docente, hace más de 30 años. He cambiado mucho, he aprendido a dar mis clases de otra manera, soy, efectivamente, más “procedimental”, he incorporado la informática, he preguntado cómo hacen las cosas en otros lugares y otros profesores. Pero me he resistido violentamente a la charlatanería de la pedagogía licenciada, a todos los gurús que cada tres o cuatro años vienen a explicarnos un nuevo y definitivo descubrimiento “científico”.

Lo que intento que pase en mis clases, cada año, con cada alumno, con mejor o peor fortuna, no es deconstruible en una programación. Sin duda he de pararme de vez en cuando a reflexionar sobre lo que pienso hacer y sin duda es bueno intentar ponérmelo por escrito, pero el documento final es como la escalera de Witgenstein: luego hay que tirarlo.— Ramón Sánchez Ramón.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La oposición critica a Borràs el fichaje del exdirector de la CatDem

Todos los grupos, salvo JxSí y la CUP, reclaman a la Generalitat que salde su deuda con los municipios

Los republicanos ensayan la deslegitimación de Hillary Clinton

Marc Bassets Manchester (New Hampshire)

Pese al revés en New Hampshire ante Sanders, la exsecretaria de Estado sigue siendo el objetivo de la derecha

Dibujos animados por la música de los Beatles

Netflix lanzará una serie de animación basada en los temas del grupo de Liverpool

EL PAÍS RECOMIENDA

Los hombres acaparan dos de cada tres nuevos trabajos

Xosé Hermida Madrid

La calidad del trabajo femenino se deteriora aún más. El paro femenino supera en 4.000 personas al de los varones

Malí resiste... desde la música

Mercedes Goiz Bamako

Los sonidos de África vibran en Bamako, que celebra su primer festival como gesto de coraje frente al yihadismo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana