Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODA

Saint Laurent vuelve a la Rive Gauche

Un edificio de 1688, firmado por el arquitecto real Thomas Gobert, acogerá a partir de octubre los talleres de hombre y mujer de Saint Laurent.

Un movimiento que quiere devolver la etiqueta a un lugar capital para la historia de la casa y la de su fundador.

Saint Laurent vuelve a la Rive Gauche

La orilla izquierda del Sena, en París, siempre fue un lugar especial para Yves Saint Laurent. A partir de 1969, el genial diseñador francés (Orán, 1936-París, 2008) construyó en su apartamento del 55 de Rue Babylone un auténtico refugio del mundo. Un lugar atestado de cuadros de Picasso, Goya o Matisse que transformaba según su estado de ánimo y del que raramente salía al final de su vida, tras retirarse de la moda. Ese apartamento fue el que se reprodujo en el Grand Palais cuando Pierre Bergé decidió subastar la colección privada que él y Saint Laurent atesoraron a lo largo de su compleja vida en común. Una venta histórica que alcanzó más de 370 millones de euros en 2009.

La rebeldía de la Rive Gauche fue su escenario personal y también profesional. En el 21 de rue de Tournon, en el sexto distrito, abrió en 1966 la primera tienda de su línea 'prêt-à-porter' que bautizó, precisamente, Rive Gauche. Un local que revolucionó la moda y vendió ropa por valor de 24.000 dólares en un solo día. El gesto de Saint Laurent fue fundamental para democratizar la industria que todavía vivía encerrada en los salones de alta costura de los creadores de los años cincuenta. “La moda es algo triste si solo sirve para vestir a las mujeres ricas”, dijo entonces Yves. “Mi verdadero público son las mujeres jóvenes, las mujeres que trabajan. Amo lo que es sofisticado. Detesto lo que es rico”. El espíritu de aquella línea –que siempre convivió con la alta costura: el oficio que Yves Saint Laurent desempeñó desde 1962 hasta su retirada en 2002– es el que Hedi Slimane, director creativo de la firma desde el año pasado, quiere evocar en esta nueva etapa.

La rebeldía de la Rive Gauche fue su escenario personal y profesional

Por eso es significativo el anuncio que la casa Saint Laurent efectuó el viernes: sus salones cruzan el río y vuelven a la Rive Gauche. Un edificio de 1688, firmado por el arquitecto real Thomas Gobert, acogerá a partir de octubre los talleres de hombre y mujer de Saint Laurent. Un movimiento que quiere devolver la etiqueta a un lugar capital para la historia de la casa y la de su fundador.

Ahora será el 24 de Rue de l'Université la sede creativa de la compañía propiedad del grupo PPR, aunque el estudio de diseño de Slimane continuará en Los Ángeles. Como sucede últimamente con todo lo que está relacionado con el diseñador francés, la noticia estuvo rodeada de alguna confusión. El cambio de escenario no anticipa un retorno de la casa a la alta costura, si no que abre una sede definitiva para las actividades de 'prêt-à-porter' en el Hôtel Sénecterre. Puede que la Rive Gauche haya cambiado mucho, pero mantiene su carácter mitificado.