CARTAS AL DIRECTOR

Un grave problema

Soy profesora de un instituto y, entre otras muchas cosas, enseño a los alumnos a argumentar sus opiniones de forma oral y escrita. No puedo mostrar vídeos de argumentaciones actuales porque son el contraejemplo de la teoría que aprenden en el aula. La oralidad es pésima, se sustenta en argumentos tan infantiles como “y tú más”. Menos mal que nos quedan articulistas magníficos que, en textos bien escritos y ordenados, argumentan correctamente sus opiniones.

Como adultos formados, se supone, los políticos deben dar ejemplo de transparencia, democracia y oratoria, pero casi todos suspenden en todas esas “asignaturas”. Mis alumnos de 2º de bachillerato, a punto de cumplir 18 años, ya tienen claro que ninguno de ellos les representa y no tienen intención de ir a votar.

Tenemos un problema grave, y los docentes, que estamos para casi todo, no lo podemos solucionar. Esto tiene que cambiar por respeto a esta y a las futuras generaciones.— Rosa Santa Daría Hernández.

 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

El pasado imperfecto

PIEDRA DE TOQUE. Los grandes fastos de la inteligencia en el París posterior a la II Guerra Mundial fueron, más bien, los estertores de la figura del intelectual y los últimos destellos de una cultura volcada en la calle

LA CUARTA PÁGINA

El verano del 14

Todo empezó con el atentado de Sarajevo, un incidente trágico pero de importancia limitada. La atmósfera nacionalista y el patrioterismo de la peor especie que reinaban en Europa desencadenaron la contienda

Aprender a perder

No hay Mundial que distraiga de la subida del paro y la pobreza en Argentina

Los pedestales vacíos

Europa se enfrenta a la tormenta sin figuras al mando que inspiren confianza

El reto de la renovación

Pedro Sánchez tiene que hacer un partido más integrador y transparente

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana