CARTAS AL DIRECTOR

Un grave problema

Soy profesora de un instituto y, entre otras muchas cosas, enseño a los alumnos a argumentar sus opiniones de forma oral y escrita. No puedo mostrar vídeos de argumentaciones actuales porque son el contraejemplo de la teoría que aprenden en el aula. La oralidad es pésima, se sustenta en argumentos tan infantiles como “y tú más”. Menos mal que nos quedan articulistas magníficos que, en textos bien escritos y ordenados, argumentan correctamente sus opiniones.

Como adultos formados, se supone, los políticos deben dar ejemplo de transparencia, democracia y oratoria, pero casi todos suspenden en todas esas “asignaturas”. Mis alumnos de 2º de bachillerato, a punto de cumplir 18 años, ya tienen claro que ninguno de ellos les representa y no tienen intención de ir a votar.

Tenemos un problema grave, y los docentes, que estamos para casi todo, no lo podemos solucionar. Esto tiene que cambiar por respeto a esta y a las futuras generaciones.— Rosa Santa Daría Hernández.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Los batallones ucranios del Maidán se resisten a someterse al Estado

Pilar Bonet Moscú

Los veteranos fogueados en el frente tienen poco respeto por los líderes políticos

Todo queda en familia

El disco quizás resulte breve para tan nutrida parentela y ningún tema supera logros individuales previos

Carta al libro viejo

La tribu 'hipster' se siente 'cool' por descargar diez mil libros que nunca se leerán

EL PAÍS RECOMIENDA

¿Es hora de que España racionalice sus horarios?

Reportajes que exploran los porqués de las largas jornadas laborales

“España aún corre el peligro de acabar como Grecia”

Claudi Pérez Atenas

El exministro de Finanzas de Syriza critica la política de austeridad

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana