Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

La tozuda realidad

La primera realidad en esta campaña electoral de Catalunya, podría decir sin temor a equivocarme, que es la siguiente: Artur Mas, acuciado por sus políticas antisociales de recortes de derechos y libertades ciudadanas, a raíz de la manifestación del 11 de septiembre vio la luz y se hizo independentista. Por intereses puramente partidistas, para esconder tanto sus políticas de recortes, como por los casos de corrupción que empezaban a poner a su partido, decide adelantar las elecciones nada más y nada menos que más de dos años.

La segunda realidad, tan dolorosa como la primera, es que los demás partidos muerden el anzuelo del señor Mas y se lanzan a una carrera desenfrenada sobre independencia sí, o independencia no, mientras que el debate ciudadano está situado en el paro, los desahucios hipotecarios, la sanidad, la educación o la dura crisis sin más.

La tercera realidad será sin duda, que pasada esta “fiebre de sábado noche” en Catalunya seguiremos, no ya sin ser independientes, sino sin poder ejercer siquiera el derecho a decidir nuestro futuro, (solo hace falta ver como CiU y el propio Mas comienzan a cambiar su mensaje inicial) por lo que mucho me temo, que esto suponga una decepción para la inmensa mayoría de los ciudadanos de Catalunya, dado que sus pésimas condiciones económicas y sociales habrán continuado empeorando, a la misma velocidad que nuestros grandes dirigentes continúan inmersos en la ardua tarea de defender sus intereses partidistas y sus importantes privilegios.— Domiciano Sandoval Valbuena.