EDITORIAL

Fraude chino-español

La Operación Emperador demuestra que durante años falló la vigilancia aduanera

Decenas de detenciones, la presunta implicación de un potentado coleccionista de arte, la incautación de enormes cantidades de dinero en efectivo y el hecho de que el epicentro de la operación fuera el chinatown mayor de Europa indican que el golpe asestado ayer por la policía española no es uno más contra las mafias chinas. Habitualmente, estas tramas detectadas por la justicia se dedicaban a explotar a seres humanos en la prostitución o los talleres clandestinos —casi siempre textiles—. La desactivada ayer, sin embargo, es una amplia red, bien organizada, que operaba en diversas zonas del territorio español y controlaba desde la distribución de productos de alta y baja gama —muchos de estos últimos para las tiendas de todo a cien— hasta la extorsión, el tráfico de drogas, el juego y el blanqueo de capitales.

Los datos conocidos hasta el momento sobre esta llamada Operación Emperador iniciada por la Fiscalía Anticorrupción hace ya dos años demuestran que, además de mover millones de euros, la red mafiosa podría haber contado con la colaboración del Ayuntamiento de Fuenlabrada a través de un concejal, el socialista José Borrás. Este facilitaba presuntamente licencias fraudulentas de locales. Pero lo más preocupante es la incapacidad de los servicios de vigilancia aduanera para evitar un fraude tan masivo. Al polígono de Cobo Calleja arribaban cada día grandes contenedores procedentes de puertos de toda España y los comerciantes pagaban la mercancía con dinero en efectivo, hurtando de paso a la hacienda pública cientos de miles de euros.

Es cierto que Cobo Calleja era un territorio inexpugnable en el que la policía solo osaba entrar de vez en cuando. La opacidad de estas redes mafiosas y la ausencia de denuncias por parte de las víctimas ha dificultado tradicionalmente la labor policial. Pero es sorprendente que el Estado no disponga de otros controles más estrictos para evitar tantos delitos de manera continuada durante tantos años; en especial los relativos al fraude fiscal. Saber que esta nueva red mafiosa, adornada socialmente por la presunta implicación del actor porno español Nacho Vidal, sacaba el dinero en efectivo hacia China de la manera más burda en furgones y barcos es otra cuestión inquietante. No cuadra en absoluto con lo que cabe esperar de un país europeo supuestamente bien organizado.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

El problema de Francia

Los partidos políticos son los principales responsables de que cada vez que se produce un intento serio de modernizar el país se multipliquen las protestas en la calle. La cobardía ha provocado una crisis democrática

LA CUARTA PÁGINA

Las cuentas del cuento

Cuando las palabras impiden entender las cosas, toca abandonarlas: las dificultades que surgen de preguntas incorrectas no tienen solución. En Cataluña, los problemas de los políticos no son los de los ciudadanos

La función de los bancos

Las entidades financieras contribuyen al progreso de las personas y las empresas. Lo que impulsará nuestro negocio y apoyará el crecimiento son las relaciones con nuestros clientes, con los accionistas y con la sociedad

Schopenhauer no enseñaría en esta universidad

No reina el mérito sino la rencilla académica, la envidia y la maledicencia

Decir DILE

Sería más simbólico y exacto hablar de ‘Diccionario de la Lengua Española’

Compromiso con la libertad

Mariano Rajoy se reúne con Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, el líder opositor venezolano que lleva ocho meses preso, en un gesto que afirma el nuevo liderazgo internacional de España

Aureliano Buendía y Pablo Iglesias

La idea de que basta con cambiar a los que mandan para corregir el rumbo es perversa y traerá frustración

China: más que palabras

El postotalitarismo solo es posible si el Partido Comunista controla la política

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana