EL ACENTO

El insulto como oficio

Con la condena de Jiménez Losantos por insultos a Zarzalejos, el periodismo español es hoy un poco mejor

MARCOS BALFAGÓN

Federico Jiménez Losantos ha demostrado como pocos que domina el lenguaje del insulto. Ha hecho de ello su oficio. Sin duda, su vocabulario es rico, aunque más propio de un irritado Capitán Haddock que de un locutor de renombre. Contados son los, o las, que escapan a su lacerante lengua.

Como locutor en la cadena de los obispos, estuvo lanzando sus dardos durante demasiados años. Acabó siendo apartado de la Cope, pues llegó un momento en que sus ataques resultaron excesivos para la Iglesia y sus intereses. Ya en su día fue condenado por acusar a Alberto Ruiz-Gallardón, a la sazón alcalde de Madrid, de, no haberle importado los atentados del 11-M en su carrera por el poder.

Durante casi dos años, entre enero de 2006 y noviembre del año siguiente, bombardeó con toda su artillería verbal a José Antonio Zarzalejos, entonces director de Abc. Las diatribas contra los editoriales y artículos publicados en el diario conservador monárquico y católico estuvieron sazonadas de constantes referencias vejatorias a Zarzalejos, ya sea sobre sus características físicas, valía moral, o capacidad intelectual y profesional. El episcopado no movió un solo dedo entonces para frenar ese insulto permanente.

A requerimiento de Zarzalejos, un juzgado de Madrid condenó a F. J. Losantos por atentar contra su honor, pero en la siguiente instancia, la Audiencia Provincial le exculpó. Ahora el Tribunal Supremo, siguiendo la doctrina del Constitucional, ha confirmado la condena a una indemnización de 100.000 euros.

El Supremo ha considerado que los “insultos en el más estricto sentido de la expresión”, llevaban a “una mera descalificación, insistente por su prolongación en el tiempo, sin la menor relación con el propósito de contribuir a formar una opinión pública libre”. En este punto, hay que discrepar. Pues, para Jiménez Losantos, que se reclamaba sucesor de Góngora y Quevedo, ahí es nada, el objetivo de sus injurias era, precisamente, formar opinión pública. Ensuciar al mensajero para descalificar sus mensajes. Con la condena de Jiménez Losantos, que se suma a otras anteriores, el periodismo español es hoy un poco mejor.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Marc Gasol pone en órbita a los Grizzlies

El pívot español brinda otra exhibición y desquicia a los Clippers (107-91)

Arte hípster en las entrañas del DF

Un colectivo de jóvenes arquitectos impulsa un proyecto cultural en una de las zonas más conflictivas del Distrito Federal

Icono Brown

El joven negro que murió por disparos de un policia es un emblema en camisetas, y un símbolo contra la discriminación

Sólo la indignación de la sociedad acabará con la corrupción política

Lo que infunde miedo a los políticos corruptos es la ira de los sin poder

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

No me morí mañana

Quien escribió en Wikipedia que fallecí el 26 de noviembre de 2015 a las 16.45 usó esa página como si fuera una pared donde pintar un grafiti. El anonimato es el gran talón de Aquiles del sistema virtual

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

La aldea urbana

Las redes humanas se desarrollan en función del tamaño de la ciudad

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana