CARTAS AL DIRECTOR

Catalunya, nuevo Estado de Europa

Supongamos por un momento, que después de superar todas las trabas legales y las presiones de todo tipo que vendrán antes y a continuación, después de pasar por un proceso totalmente transparente de información y participación ciudadana, se celebra un referéndum en el que ganamos todos y nace el nuevo Estado de Europa.

¿Quién gestionaría este nuevo Estado? ¿La actual clase política, que negocia a espaldas de los ciudadanos con el Sr. Adelson nuestro más negro futuro? ¿Esta clase política que es incapaz de desprenderse del más mínimo de sus privilegios, aun a sabiendas de que están dejando a una mayoría de sus conciudadanos en la miseria? ¿O quizá lo gestionarán los mismos partidos políticos actuales, incapaces de regenerarse a sí mismos, o de escribir la política con mayúsculas, situando por encima de sus intereses particulares el interés general, o de defender de verdad el Estado de bienestar, en lugar de cargárselo para favorecer a los más poderosos?

Soy totalmente consciente del agravio permanente de España hacia Catalunya, pienso que se necesita urgentemente un cambio en la situación actual, pero si los que gestionen la futura y deseada independencia es la misma casta política actual, considero “que para ese viaje no hacen falta alforjas”.— Domiciano Sandoval Valbuena.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

La respuesta moral ante el cambio climático

Luchar contra el calentamiento global es también una cuestión de justicia

Derecho y democracia

Ni siquiera la Constitución puede convertirse en freno a una voluntad social que reclama cambios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana