EL COLOMBIANO

FARC, contra toda evidencia

Los colombianos tendremos que armarnos de paciencia y no agotar nuestro límite de indignación

Si hay un punto en el que coinciden todos los que van a participar en el proceso de paz (...) es que este estará plagado de dificultades.

Ya el presidente Juan Manuel Santos pidió a los colombianos que tuviéramos “paciencia, fortaleza y templanza” ante los ataques terroristas de las FARC, que con toda probabilidad tendrán ya preparados en su sangrienta lista de tareas pendientes, para ablandar a su contraparte y amedrentar a la opinión pública.

Pero también tendremos que armarnos de paciencia y no agotar nuestro límite de indignación, para resistir la desfachatez que rebosan las declaraciones insultantes de los jefes guerrilleros.

A esto, se suma el cinismo más recalcitrante del discurso leninista, la mentira abierta y sin sonrojo, la negación desvergonzada de todas las evidencias, y la esquizofrenia propia de quienes (...) quieren aparecer ahora como (...) perseguidos por “fuerzas fascistas”.

Si las FARC “no tienen nada qué ver con el narcotráfico”, ¿por qué el punto 4 del “Acuerdo general para la terminación del conflicto”, que trata precisamente sobre tamaño problema? Si las FARC “no tienen personas secuestradas”, ¿quién responde a los cientos de familias que tienen seres queridos desaparecidos hace años, incluso décadas?

En otras ocasiones, el presidente Santos ha mostrado que se amilana ante grandes demostraciones de fuerza (...). Si ya inició este camino, deberá mantener el temple y la decisión de soportar lo que tenga que soportar. Tanto para mantener el proceso, como para reconducirlo si se sale de cauce, o acabarlo si la burla se hace, una vez más, patente.

Medellín, 7 de septiembre12.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana