CARTAS AL DIRECTOR

La mala educación

O Carballiño, Ourense 31 AGO 2012 - 00:03 CET

Visto lo visto y desbravado el pálpito, la educación en este país no sirve para mucho o sirve para muy poco.

A los estudiantes se les pide esfuerzo y formación, para después acabar pastando en el pedazo de terreno que ya apunta maneras de quedar yermo. Y los que esfuerzo y formación piden, son los mismos que no la necesitan o no se les exige para trepar y llegar hasta el lugar donde los hilos se atan y desatan.

Estos son los mismos que desde los altares de la política se creen poseedores de la verdad verdadera, cuando al mínimo asomo de la palabra que nos quieren decir quedan expuestos ante la indecencia que de las mismas no consiguen sacudirse. Habitan en el día a día de los favores, de los apretones de manos, de las corbatas y de los brazos que se pasan por la espalda. Donde todo se vende porque todo se compra. Y donde ellos mismos son mercancía, mas en este caso parece que con premio.

Los demás, mientras, a sacrificarse y formarse, porque todo lo necesitan demostrar, aunque las puertas casi siempre o siempre se abran con las mismas llaves.— Manuel I. Nanín.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Una abogada opta por Ciudadanos al Ayuntamiento de Madrid

La formación de Albert Rivera se adelanta al PP y elige a sus candidatos en la capital

Bueno emula a Bebeto

El mediapunta del Rayo anota cuatro goles en 14 minutos para liquidar (4-2) al Levante horrible en defensa

Podemos va a Londres a celebrar el 28-F con los emigrantes andaluces

EFE

Teresa Rodríguez acude para transmitir un “mensaje de esperanza y solidaridad”

EL PAÍS RECOMIENDA

La literatura sin final

Autores de distintas generaciones relatan los viajes de ida y vuelta en sus textos

La ofensiva de Uber

La compañía se ha hecho con uno de los recursos más preciosos: los datos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana