CARTAS AL DIRECTOR

La mala educación

O Carballiño, Ourense 31 AGO 2012 - 00:03 CET

Visto lo visto y desbravado el pálpito, la educación en este país no sirve para mucho o sirve para muy poco.

A los estudiantes se les pide esfuerzo y formación, para después acabar pastando en el pedazo de terreno que ya apunta maneras de quedar yermo. Y los que esfuerzo y formación piden, son los mismos que no la necesitan o no se les exige para trepar y llegar hasta el lugar donde los hilos se atan y desatan.

Estos son los mismos que desde los altares de la política se creen poseedores de la verdad verdadera, cuando al mínimo asomo de la palabra que nos quieren decir quedan expuestos ante la indecencia que de las mismas no consiguen sacudirse. Habitan en el día a día de los favores, de los apretones de manos, de las corbatas y de los brazos que se pasan por la espalda. Donde todo se vende porque todo se compra. Y donde ellos mismos son mercancía, mas en este caso parece que con premio.

Los demás, mientras, a sacrificarse y formarse, porque todo lo necesitan demostrar, aunque las puertas casi siempre o siempre se abran con las mismas llaves.— Manuel I. Nanín.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Mireia Belmonte practica natación de alta montaña en Sierra Nevada

La medallista olímpica española distrae la carga de 1000 kilómetros de piscina con sesiones de ski durante 47 días de concentración en Sierra Nevada

Joaquim Molas, historiador de la literatura

Maroto, el problema de la oposición

Vitoria se dispone a convertirse en un laboratorio político por la igualdad y fragmetación partidista El alcalde sale con ventaja, incluso entre sus rivales

EL PAÍS RECOMIENDA

Un hombre gigante vivió hace 1.000 años en Al Ándalus

Un perro encuentra los restos en Lucena. Murió a los 30 años

Las gasolineras más baratas de España en Semana Santa

Los viajeros pueden ahorrar por la leve rebaja del precio del combustible

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana