CARTAS AL DIRECTOR

La mala educación

O Carballiño, Ourense 31 AGO 2012 - 00:03 CET

Visto lo visto y desbravado el pálpito, la educación en este país no sirve para mucho o sirve para muy poco.

A los estudiantes se les pide esfuerzo y formación, para después acabar pastando en el pedazo de terreno que ya apunta maneras de quedar yermo. Y los que esfuerzo y formación piden, son los mismos que no la necesitan o no se les exige para trepar y llegar hasta el lugar donde los hilos se atan y desatan.

Estos son los mismos que desde los altares de la política se creen poseedores de la verdad verdadera, cuando al mínimo asomo de la palabra que nos quieren decir quedan expuestos ante la indecencia que de las mismas no consiguen sacudirse. Habitan en el día a día de los favores, de los apretones de manos, de las corbatas y de los brazos que se pasan por la espalda. Donde todo se vende porque todo se compra. Y donde ellos mismos son mercancía, mas en este caso parece que con premio.

Los demás, mientras, a sacrificarse y formarse, porque todo lo necesitan demostrar, aunque las puertas casi siempre o siempre se abran con las mismas llaves.— Manuel I. Nanín.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Abe afronta la peor crisis tras su regreso al poder en Tokio

El primer ministro japonés considera el ultimátum sobre la vida de Goto “inaceptable”

Una nueva Universidad de carreras más cortas y másteres más largos

Profesores de diferentes sindicatos protestan contra la implantación de un nuevo decreto

El avión de AirAsia cayó al mar de Java en apenas tres minutos

Indonesia asegura que el aparato estaba en buenas condiciones en el momento del siniestro

EL PAÍS RECOMIENDA

En busca del primer hijo entre neandertales y sapiens

Un cráneo humano hallado en Israel demuestra que vivían a 40 kilómetros

Los delincuentes psicópatas no aprenden del castigo

Un escáner a decenas de criminales muestra anormalidades en el cerebro

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana