Selecciona Edición
Iniciar sesión
CARTAS AL DIRECTOR

Sanidad sin papeles

Las limitaciones en la asistencia sanitaria que se va a prodigar a los inmigrantes “ilegales” a partir de septiembre son difíciles de digerir

Por un lado, no serán los inmigrantes irregulares sino nuestros dirigentes los que habrán logrado que la sanidad española haya perdido definitivamente los papeles. ¿Cómo se puede dejar a una parte de la población sin atención médica porque no tienen documentación en regla? Del mismo modo, podríamos plantearnos por qué dar ayuda sanitaria a países en vías de desarrollo ya que no tienen documentación española o comunitaria. Es incongruente.

Por otro lado, los médicos nos debemos al juramento hipocrático que valdría la pena releer de vez en cuando, el cual nos obliga a la atención del enfermo en cualquier circunstancia, sin distinción. Si los lumbreras que nos gobiernan piensan que vamos a renunciar a nuestro derecho a ejercer nuestra profesión como consideramos, desde un punto de vista ético, están muy equivocados. Vayan pensando de paso que si tenemos a gente enferma dentro de nuestro territorio que no acude a tratarse, porque no pueden pagarlo, podrían generar un problema sanitario epidemiológico real para todos los demás, con consecuencias impredecibles.— Jorge Skibinsky.