‘THE ECONOMIST’

¿Estás tentada, Angela?

La canciller alemana valora si los costes de mantener la eurozona son mayores que fragmentarla

Hasta donde puede saberse, la canciller alemana, Angela Merkel, en estos momentos está contemplando cómo fragmentar el euro. Qué duda cabe de que tiene que sentir la tentación de hacerlo, dadas la inacabables rencillas sobre rescates que terminan siendo insuficientes. Qué cansada tiene que estar de defender los colores de su país, solo para que, en casa, los críticos la tilden de débil. Qué amargura tiene que sentir por sacrificar la riqueza alemana solo para que algunos de los países a los que trata de rescatar la tilden de nazi. (...)

De momento, romper la zona euro sería más caro que tratar de mantener su integridad. Pero si Europa sigue discutiendo, el cálculo podría cambiar. (...)

El euro podría haber sido salvado hace mucho tiempo, si los políticos se hubieran puesto de acuerdo en quién iba a tener que pagar qué o cuánta soberanía habría sido preciso sacrificar. En vez de avanzar, Merkel ha esperado, confiando en que el ajuste fiscal y las reformas estructurales abran paso al crecimiento económico en el sur de Europa y a que los políticos arreglen sus diferencias. El BCE le ha hecho ganar algo de tiempo, pero todo apunta a que este ya no está de su parte. La gangrena económica del sur de Europa está profundizándose y extendiéndose hacia el norte. La política cada vez se hace más rancia a medida que el sur sucumbe a la fatiga de la austeridad y el norte a la fatiga del rescate. (...) A menos que Merkel se decida a avanzar, la elección será entre una ruptura cara antes o una verdaderamente ruinosa después.

Londres, 10 de agosto

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

De Jenofonte a Al Maliki

La guerra civil siria irrumpe en Irak a través de las ciudades levantiscas de Ramadi y Faluya, escenario de batallas legendarias entre griegos y persas y de sangrientos combates durante la ocupación estadounidense

La cuarta página

El experimento del siglo

El politburó ha dejado claro que las reformas políticas chinas se van a hacer bajo el control de Partido Comunista. La pregunta es si el país superará los retos cada vez más difíciles de la modernización continua

Ucrania es una crisis, pero no una Guerra Fría

Rusia no tiene ni el atractivo ideológico ni el poder que tuvo la Unión Soviética

La proyección de Cataluña en el exterior

Al no ser un sujeto político y jurídico soberano no puede establecer relaciones internacionales

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana