EDITORIAL

Egipto sigue bajo tutela

El presidente egipcio ha alumbrado un Gobierno sin los cambios decisivos prometidos

Más de un mes después de asumir nominalmente el poder de manos de la Junta Militar, el presidente egipcio, el islamista Mohamed Morsi, ha alumbrado un Gobierno sin los cambios decisivos prometidos y que dista de representar a las diferentes fuerzas del fracturado país árabe. El Gabinete, primero no interino tras la caída de Mubarak en 2011, que incluye a tres miembros de los Hermanos Musulmanes, mantiene en puestos clave a siete miembros del anterior, hecho por los militares, y su perfil es tan bajo y burocrático como el del propio primer ministro, el devoto Hisham Kandil. Una ministra cristiana representa a la hostigada comunidad que supone el 10% de la población y no hay cartera para los musulmanes salafistas, segundos más votados, ni tampoco para los jóvenes revolucionarios que mantuvieron viva en Tahrir la revuelta contra la dictadura.

Del primer Gobierno egipcio que puede reclamar algún origen democrático no cabe esperar que rompa el control que siguen ejerciendo los generales, pese a la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales. Mursi va a dirigir teóricamente un país en el que los militares —que disolvieron en junio, vía Tribunal Constitucional, el Parlamento dominado por los Hermanos Musulmanes— mantienen la autoridad legislativa y retienen el veto sobre aspectos decisivos, desde la redacción de la nueva Constitución hasta el control del Presupuesto y de su propio imperio económico. Todo ello sigue pasando por el mariscal Husein Tantawi, factotum de la Junta y titular de Defensa en el nuevo Gobierno. El mismo cargo que ha desempeñado desde hace más de 20 años.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Santo Tomás rinde homenaje a los chef vizcaínos y a la agricultura

La tradicional feria bilbaína coincide este año, en el lunes 22, con el sorteo de la lotería

“Cataluña lidera el ranking de la vergüenza”

La ILP contra los desahucios y la pobreza energética inicia la campaña de firmas

Reinas del deporte

Exposición de fotos de la Agencia EFE sobre mujer y deporte

No es un asunto de salchichas

El fin de la impunidad en México sería también el de un sistema al que la clase política debe su existencia

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

LA CUARTA PÁGINA

Que la generación Erasmus defienda a Europa

La UE afronta la crisis más profunda de su historia y nunca como ahora había existido tanto pesimismo sobre su futuro entre sus más ardientes partidarios. Necesita con urgencia la voz de quienes han crecido con ella

PIEDRA DE TOOUE

La era de los impostores

La ficción ha sustituido a la realidad en el mundo que vivimos y los mediocres personajes del mundo real no nos interesan. Los fabuladores, sí, como ‘el pequeño Nicolás’ o Enric Marco

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

La dependencia

La gestión de nuestros recursos genera una cultura de autorresponsabilidad

La era del carbón toca a su fin

China, EE UU y la UE están enviando una señal poderosa para reducir las emisiones

El dueño de la pocilga

Condenar al Parlamento es un viejo hábito que lleva siglos en España

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana