CARTAS AL DIRECTOR

La ley de dependencia

Me indigna profundamente el recorte aplicado a la Ley de Dependencia y me gustaría que los políticos me contestaran a estas pequeñas preguntas: ¿Verdaderamente los políticos saben dónde han recortado? ¿Saben que detrás de una persona dependiente hay un ser humano que está allí las 24 horas del día? ¿Saben que esa persona deja de tener vida propia? ¿Saben que es muy duro ver cómo cada día esa persona querida se degrada y que sin ti no es nada? ¿Saben que los cuidadores ven cómo su vida va pasando estando al cuidado de esa persona dependiente? ¿Saben cuántas veces lloran por la noche y al día siguiente se levantan riendo para que nadie vea sus lágrimas? ¿Saben que el cuidador no se puede permitir el lujo de coger una depresión?

Estas y muchas más preguntas tengo en el tintero. Es incomprensible que en un país donde reconocieron la falta de ayuda que necesitaban estas personas y sus cuidadores ahora estén diciendo que es necesario recortar. ¿Aún más?

Habíamos dado un paso muy grande con dicha ley, tengo mucha suerte de que mi madre esté en un centro de día, al que solo puedo dedicar alabanzas. Gracias a eso puedo al menos darme un respiro durante unas horas y trabajar.

Y ahora que las cosas iban por mejor camino, ¿por qué volvemos atrás?

Hoy me enteré por las noticias del recorte que habrá. Me confirmaron por teléfono que era cierto y me verificaron que el próximo mes ya empiezan a recortar esta ayuda. Entonces, ¿dónde está la carta explicándome todo este procedimiento? ¿Por qué lo sabe España entera antes que los propios interesados? Y aún iré más lejos: ¿qué pasa con esos pobres abuelos que no tienen a nadie que se haga cargo de ellos?

Pediría que hicieran reflexión sobre la peor masacre de todos los recortes a los más débiles del país.— Mercè Romani Bonet.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana