CARTAS AL DIRECTOR

Puestos a elegir

A la vista de la frenética carrera de recortes emprendida por el Gobierno y el anuncio de nuevas medidas para acabar con nuestros derechos, largamente conquistados, para las que el señor Rajoy pide nuestra sumisa comprensión, me pregunto cuál habría sido el desarrollo de los hechos si el primer discurso del Gobierno (con el apoyo de la oposición) hubiera sido otro, muy distinto.

Por ejemplo, “ante la crisis que se avecina y como representantes del pueblo estamos dispuestos a asumir sus mismos sacrificios, renunciar a nuestros innumerables privilegios, reducir nuestros salarios, sacrificar nuestras pagas extras, perseguir a quienes acaparan el poder para lucrarse, llevar ante la justicia a los que han malversado sistemáticamente los fondos públicos provocando esta sangría y, en definitiva, ponernos al servicio de quienes nos han elegido”.

Ya sé que, sobre el papel, esto suena terriblemente ingenuo. Pero me identifico plenamente con ese grito cada vez más recurrente “¡no nos representan!” y creo que hay muchos motivos para que en nuestro recorrido democrático se haya producido una honda fractura entre el ciudadano y la clase política. Dicho de otra forma, puestos a elegir, me parece más justificado y mucho más rentable mantener el puesto de un médico en la sanidad pública, o un profesor para mis nietos, o un bombero para apagar nuestros incendios, a que un parlamentario conserve su escaño.— Alberto Gil García.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Pactos por un nuevo futuro

Frente a soluciones mesiánicas que cuestionan todo el sistema, hacen falta tres grandes acuerdos: para revitalizar la democracia, para soldar la fractura social y para actualizar el contrato constitucional

LA CUARTA PÁGINA

Brasil, el mundo de mañana

En la nueva etapa de Dilma Rousseff el país se enfrenta al reto de la modernización. Haría bien en apostar por su talento más joven y atender las expectativas de una generación que exige un futuro mejor

la cuarta página

Cameron y Maduro: una sola coincidencia

Los Gobiernos de Reino Unido y Venezuela concuerdan en la voluntad de sustraer sus países a la jurisdicción de los respectivos Tribunales de Derechos Humanos. Caracas ya lo ha hecho; Londres amenaza con hacerlo

Elecciones plebiscitarias: un caso singular

Los ciudadanos no pueden decidir una secesión en una consulta electoral

Maduro y el Saharan Blend

La desastrosa gestión de PDVSA obliga a Venezuela a importar petróleo de Argelia

Círculo vicioso, círculo virtuoso

Hay que ir a una situación de corrupción mínima y eficiencia máxima

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana