Selecciona Edición
Iniciar sesión
CARTAS AL DIRECTOR

Disculpas tóxicas

Puro márketing. La actual NCG, antigua Caixa Galicia ha pedido disculpas por vender productos tóxicos a sus clientes, productos no sólo de alto riesgo, sino también nocivos. Productos que vendían a sabiendas de que el banco ganaba sólo si el cliente perdía. Perdía quizás los ahorros de una vida, el dinero fruto de mucho trabajo y esfuerzo. Y lo vendían abusando de la buena fe de la gente, a sabiendas de que el cliente no era un experto en finanzas.

Los que estamos desde hace años litigando contra esta entidad por sus malas prácticas, sabemos que, pese a sus buenas palabras, poco de esto se traduce en intenciones: sus abogados (carísimos, seguro, y que pagaremos todos los españoles con el dinero que les daremos ahora) paralizan los juicios una y otra vez, presentan recurso tras recurso, aducen todo tipo de incongruencias para alargarlos indefinidamente, esperando que se nos acabe el dinero o la paciencia.

No vemos que vayan a devolvernos lo que nos han quitado. Pero eso sí: de cara a la galería y para no perder imagen, piden disculpas. Y aprovechan para pedir otro poquito más de dinero: el que teníamos en nuestra cuenta ya se lo han gastado.— Celia Secades Hervás.