CARTAS AL DIRECTOR

Muerte digna

El proyecto de Ley Estatal de Muerte Digna se ha ido al garete y como tantas otras veces otros decidirán nuestra manera de morir. Otra vez la autonomía de las persona se pone en duda. No dejan que seamos nosotros los que decidamos sobre como queremos morir según nuestros valores, nuestras creencias, nuestro proyecto de vida.

Los diputados deberían legislar para aumentar la libertad de elección sobre asuntos eminentemente personales, no hay nada más personal que la muerte.

Es necesario legislar para que aumenten las libertades ciudadanas y crear personas que sean autónomas y responsables sobre sus acciones. Dejar estas decisiones al buen criterio de los profesionales hace que cuando estos discrepen de nuestros valores, en la toma de decisiones predominaran los suyos, creando una fuente de conflictos y desencuentros.

Por otra parte, ordenar y legislar sobre estas situaciones da seguridad jurídica para ambas partes. Y que conste, que en la ley no se hablaba de eutanasia, sino de muerte digna y cada cual debe elegir cual es la forma más digna de morir.— Juan Carlos Delgado Antolín. Presidente de la Sociedad Madrileña de Ética Enfermera y su Junta Directiva.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Corrupción como quiebra del Estado

La crisis nos ha abierto los ojos antes cerrados, o condescendientes, al maridaje de mercado y política, causa y razón de la pérdida de legitimidad del Estado democrático en cuanto artífice y defensor del bien público

LA CUARTA PÁGINA

El cuarto de los niños

'El Decamerón' de Boccacio, prohibido por la Iglesia pero que consiguió un inmediato e inmenso éxito popular, logra escapar de las dos cárceles que amenazan a la libertad: el puritanismo y el pesimismo

¿Negociando el autoritarismo en Cuba?

Los jefes de la isla quieren el aval extranjero a un régimen sin oposición

El cambio climático más allá de 2050

Hacen falta medidas osadas para frenar el aumento de las emisiones de CO2

Después de la liturgia

Hay síntomas de más lucidez, pero falta consistencia sobre la cuestión catalana

Brasil en un laberinto

La nación ha perdido el optimismo, crecen las críticas y han desaparecido las políticas sociales

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana