CARTAS AL DIRECTOR

El despido es la última opción

La Presidenta Popular de la Comisión de Economía y Competitividad en el Congreso ha afirmado que hay que suprimir empleados funcionarios. En el ámbito de lo social, hay dos decisiones que sólo se deben tomar en última instancia: el despido y la huelga. Yo propongo una solución más equitativa: Igualar las retribuciones de los empleados públicos de las tres Administraciones (la AGE, la Autonómica y la Local). El mismo salario por el mismo tipo de trabajo. Regular la retribución máxima, única y anual de todos los altos cargos, de cualquier entidad o empresa pública. Eliminar los cargos de libre designación o confianza, asesores y demás personas ajenas a lo público. Mantener el consenso sobre el modelo territorial español, no comprendo a qué viene dotar de mayor funcionalidad a las diputaciones sino se trata de una recentralización provincial (no prevista en nuestra Constitución), suprimir los coches oficiales en un 100%. En Bruselas, Suecia o Finlandia los ciudadanos comparten vagón del cercanías con ministros, viceministros y no les pasa nada. Es más, se quedan de pie, si no hay asientos libres (tienen perfectamente asimilado que su posición es temporal). Cuando se haya hecho todo esto, seguro que nos encontramos con una gran sorpresa, que comprobaremos mediante la publicación del resultado final. Probablemente, podamos devolver lo usurpado a la sanidad pública y a la educación, invertir en investigación y desarrollo, bajar las tasas universitarias y las subidas en las guarderías infantiles. No estoy seguro, pero a lo mejor hasta la dependencia vuelve a ser considerada viable.— Jaime Guallart.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Hay margen para un nuevo pacto?

No es realista esperar hoy un acuerdo Rajoy-Mas, pero dejar abierta la posibilidad supondría un gran avance. Se basaría en una consulta; no sobre la secesión, sino sobre un estatus de Cataluña convenido entre las partes

la cuarta página

Pedir acuerdos no es sabotear la victoria

El Ejército de Israel puede ganar batallas, pero la paz y la tranquilidad solo se lograrán con pactos políticos. Si no ocurre así, seguiremos cayendo por una espiral hasta tocar un nuevo fondo

LA CUARTA PÁGINA

Consecuencias de la caída

La muerte política de Pujol deja al nacionalismo convergente sin su principal activo y referencia histórica e ideológica. Aunque Artur Mas sale debilitado, el soberanismo se conjura para que no afecte al proceso.

La trampa de Gaza

La única salida de la tragedia es usar el desastre como punto de partida para la paz

Contar chistes sobre Pujol

La cercanía del poder dificulta la crítica y fomenta la corrupción y el clientelismo

Es posible otra jurisdicción militar

Las fuerzas armadas no deben estar al margen de un sistema de tutela judicial efectiva común al resto de la ciudadanía

El muy honorable gran defraudador

O retiran a Pujol título y privilegios, o su evasión fiscal destruirá el poder de Mas y CDC

Pero ¿vuelve ya el crédito?

Será la recuperación económica la que impulse los préstamos, no al revés

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana