EL ACENTO

Romanticismo o tecnología

Aplicar el Ojo de Halcón en el fútbol para evitar los goles fantasma parece acertado, pero el debate es dónde están los límites

MARCOS BALFAGÓN

El debate sobre la utilización de las ayudas tecnológicas en el deporte no es nuevo, ni mucho menos patrimonio del fútbol. En una era en la que los avances técnicos han impregnado cada aspecto de la vida, el deporte ha mirado al gran hermano tecnológico con una mezcla de miedo y suspicacia. Como si aferrarse a esas ayudas comportara una renuncia a la esencia del juego, al romanticismo que acompaña su existencia desde su nacimiento.

En el fútbol, un deporte de masas, la polémica es todavía más extrema. Mientras que disciplinas como el tenis han recurrido a herramientas como el Ojo de Halcón —y los deportistas lo ven como algo bueno, natural, no como un enemigo—, los diferentes órganos que componen el fútbol no han llegado a ponerse de acuerdo. Unos dicen que sí, que claro, que cómo es posible que a estas alturas de la vida un árbitro no pueda servirse de un chip para saber si el balón ha traspasado por completo la línea de gol. Y otros, que eso sería la muerte del deporte, que puestos a ello habría que robotizar cualquier aspecto de un partido, que si la tecnología se usa para detectar o no un gol fantasma, por qué no para decidir sobre un agarrón, sobre un fuera de juego o sobre un penalti.

Ante un asunto de semejante calibre, ni siquiera los representantes de los máximos organismos del fútbol, la FIFA (Joseph Blatter) y la UEFA (Michel Platini), se ponen de acuerdo. El primero que sí, el segundo que no (y recuerda que habría que rebobinar hasta el famoso gol con la mano de Maradona en el Mundial de 1986 para volver a arbitrar ese partido).

¿Debe el fútbol avanzar hacia la tecnología o permanecer inmovilista en su burbuja romántica?

Parece claro que es inadmisible permitir goles fantasma como los del último Mundial y la última Eurocopa cuando es posible subsanar esos fallos con ayuda tecnológica —si es difícil a veces decidir con la imagen de la televisión congelada, imagínense para un árbitro en directo en menos de un segundo—. Pero entonces, ¿dónde está el límite? Quizás sea ahí donde conduce este debate: no ya si la tecnología debe usarse o no, sino dónde pone el fútbol el coto: si siguen pitando árbitros... o robots.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Rusos de altos vuelos

Como en la vida, en el ajedrez conviene mucho mirar más allá de lo aparente Esta partida es un ejemplo muy persuasivo

Del amor al odio en su tierra

Roberto Gómez Bolaños es venerado en América Latina, pero su legado deja detractores y defensores por igual en México

La caída del precio del petróleo fuerza a Maduro a recortar el gasto

El presidente de Venezuela y sus ministros se rebajan el sueldo

Dilma Rousseff: ¿Sabia o traidora?

La presidenta ha sorprendido a propios y extraños con su decisión de colocar a un discípulo de la Escuela de Chicago al frente de la economía brasileña

IMPRESCINDIBLES

La debilidad del Estado en México

La crisis de corrupción e impunidad que atraviesa el país tiene su explicación en cuatro causas que van desde la fragilidad institucional a la economía sumergida pasando por el narcotráfico y la nula fiscalidad

Contra el veneno

Cuando en un país son legales partidos cuyo objetivo es la destrucción de ese país o nación, está claro que el Estado está mal constituido. El nacionalismo aspira a crear una sociedad moldeable, sin discrepancias

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Renovar el pacto ciudadano

Necesitamos un cambio radical que garantice a todos una vida digna

Cataluña: ¿nación o Estado?

La única legalidad posible será la que surja de refundar la Constitución de 1978

Sonido y ruido

Hoy: distinciones, confusiones y al final, como siempre, el estilo

Epidemiología de la corrupción

Si el mal se propaga entre los funcionarios, el sistema entrará en colapso

¿Por qué una solución federal?

Es la culminación natural y lógica del Estado de las autonomías

Corrupción, urbanismo y opacidad

Tanto las reclasificaciones como las recalificaciones de suelo han llegado a superar el 1.000 % el valor anterior

Una pésima decisión contra el SIDA

El Decreto de Troncalidad impulsado por el Ministerio de Sanidad es un paso atrás en la lucha contra la enfermedad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana