CARTAS AL DIRECTOR

La mejor selección de la historia

A cada uno según sus necedades —todos quieren la pelota y la reciben— y de cada uno según sus posibilidades —ver resultados—. Juego colectivo sin super-estrellas-divinas ni caudillos (ni Ronaldos, ni Messis, ni Mourinhos) donde hasta los suplentes son queridos, respetados y aplaudidos. Gente sencilla y trabajadora, buen rollete por los cuatro costados en todo momento. Perfecta definición de lo rojo y de La Roja.

Agrupémonos todos, en la lucha final.— David Seaton. Madrid.


Mi más sentido pésame para el diputado General de Vizcaya. No puedo menos que participarle mis condolencias por la victoria de España en el Europeo de Fútbol a la vista de su público deseo de que ganara Italia y no le decepcionara como hizo hace cuatro años Alemania.

Creo que si de valorar sus conocimientos futbolísticos del diputado se trata, hay que darle un suspenso. Me ofrezco a darle un curso gratuito de este deporte puesto que yo si acerté con mi pronóstico. Sin embargo, si la cuestión es que lo que desea es que España pierda en el trasfondo de un sentimiento negativo hacia todo lo español, ahí nada puedo hacer salvo lamentar que no disfrute por los motivos que sean del impresionante espectáculo que está ofreciendo la mejor selección de la historia del fútbol.— Luis Mendoza Abajo. Vitoria, Álava.


Estuve en plaza de la Cibeles durante la celebración del triunfo de nuestro fútbol. Fue, sin duda, un gran “subidón” que debiera impulsarnos a ganar en los demás aspectos de nuestra vida, en vez de distraernos y compensarnos en nuestras múltiples crisis.

Así lo pedía la única pancarta, muy aplaudida, que vi en Cibeles: “Ahora, a ganar al paro y recortes, ya. Más unidos, podemos más”.— Diego Mas. Madrid.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Las cuentas del cuento

Cuando las palabras impiden entender las cosas, toca abandonarlas: las dificultades que surgen de preguntas incorrectas no tienen solución. En Cataluña, los problemas de los políticos no son los de los ciudadanos

La función de los bancos

Las entidades financieras contribuyen al progreso de las personas y las empresas. Lo que impulsará nuestro negocio y apoyará el crecimiento son las relaciones con nuestros clientes, con los accionistas y con la sociedad

Aureliano Buendía y Pablo Iglesias

La idea de que basta con cambiar a los que mandan para corregir el rumbo es perversa y traerá frustración

China: más que palabras

El postotalitarismo solo es posible si el Partido Comunista controla la política

¡Bien!

La curación de Teresa Romero demuestra la necesidad de la existencia de una buena sanidad pública

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana