CARTAS AL DIRECTOR

Legalización de Sortu

La legalización de Sortu ha provocado división de opiniones, como era de esperar. Pero me sorprende la cerrazón con la que se expresa sobre este asunto el Gobierno pues, lo quiera o no, está enviando al olvido el hecho vital de que estamos en un nuevo tiempo, con las debidas cautelas, debido a que ETA ha dejado de matar. Repito, con las debidas cautelas.

Olvidar esto es olvidar a aquellas personas que durante años tuvieron que vivir con una amenaza de muerte; familias que incluso tuvieron que irse del País Vasco. La exigencia a ETA de “pedir perdón” a las víctimas debe hacerse extensiva a esas personas. Si no, es hipocresía.

Mi recomendación a Sortu: cuando yo estudiaba en una escuela técnica (tiempo ha), en un examen el “colega” que se sentaba próximo a la puerta buscó complicidad con unos amigos al otro lado; cuando el tribunal repartió el cuestionario, el colega se lo pasó a los amigos quienes, al cabo de un tiempo, le pasaron una chuleta con las respuestas. Afortunadamente a mí no me llegó la chuleta y aprobé. El tribunal era muy sabio; te aprobaba si veía que tenías ideas claras y te suspendía si percibía que habías copiado; suele notarse. Tenga cuidado Sortu: ha sido aprobado porque sus Estatutos tienen ideas claras, pero el Tribunal lo suspenderá si percibe que sus Estatutos son solo una chuleta de sus amigos del otro lado de la puerta.— Ignacio Rodríguez.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

La respuesta moral ante el cambio climático

Luchar contra el calentamiento global es también una cuestión de justicia

Derecho y democracia

Ni siquiera la Constitución puede convertirse en freno a una voluntad social que reclama cambios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana