EDITORIAL

Golpe suave en Egipto

La disolución del Parlamento decidida por el Tribunal Constitucional trata de cortar el paso a los islamistas

La sentencia del Tribunal Constitucional —dominado por jueces del régimen del depuesto Hosni Mubarak— que ordena disolver el parlamento egipcio por considerar inconstitucionales las elecciones de seis meses atrás es un golpe de Estado, suave pero golpe, a menos de 48 horas de la segunda vuelta de las presidenciales. La Junta Militar, que ejercía el gobierno real, ha asumido también el legislativo, tras reinstaurar la ley marcial en víspera del fallo que esperaba.

El golpe judicial, con una interpretación de la ley electoral que ha anulado un tercio de los escaños, está claramente dirigido contra los Hermanos Musulmanes que ganaron las primeras elecciones libres en décadas en Egipto y que llevaban meses librando un pulso con los militares. Lo ocurrido ayer ha unido a todos los grupos islamistas detrás del candidato presidencial de la Hermandad, el moderado Mohamed Morsi. Se enfrenta a Ahmed Shafiq, el último primer ministro de Mubarak, candidatura que el Tribunal ha validado en otro fallo al declarar inconstitucional la “ley de aislamiento”. Aprobada por el Parlamento disuelto, impedía presentarse a elecciones a los altos cargos del régimen de Mubarak. Para Shafiq, en un mensaje claro, “la era de la inestabilidad política ha terminado”.

El antiguo régimen, del que realmente solo cayó el ráis, y los militares se han quitado la careta. El llamado Estado profundo ha salido a la superficie para cortarle el paso a los islamistas. De momento, la primavera árabe parece liquidada en Egipto. Los manifestantes de la plaza de Tahrir no estaban satisfechos con ninguno de los dos candidatos en liza, pero luchaban por el proceso democrático. Si nada interrumpe el proceso electoral y gana Shafik, significará un retorno al régimen de Mubarak. Si lo hace el candidato islamista, el pulso puede entrar en una peligrosa segunda fase. Las democracias deben condenar el atropello.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Pocos en la cima, multitud en la retaguardia

El Valencia se juega ante el Barça evitar la ruptura en el pelotón de cabeza mientras la cola de la clasificación amenaza con atraer cada vez a más inquilinos

“Platini no debe hablar sobre el Balón de Oro”

El técnico del Madrid reconoce que Kroos puede "Estar empezando a cansarse", pero niega rotaciones "por ahora"

Jaume Reus i Morro, nuevo director del Arts Santa Mònica

Se ha impuesto a 11 candidaturas y sustituirá a Conxita Olivé, nombrada de forma provisional en junio de 2013 por Ferran Mascarell

ERC, ICV la CUP y C’s piden más comparecientes por el ‘caso Pujol’

Las cuatro fuerzas llaman de nuevo a declarar a ex altos cargos de CiU, PSC y PP

IMPRESCINDIBLES

Contra el veneno

Cuando en un país son legales partidos cuyo objetivo es la destrucción de ese país o nación, está claro que el Estado está mal constituido. El nacionalismo aspira a crear una sociedad moldeable, sin discrepancias

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Epidemiología de la corrupción

Si el mal se propaga entre los funcionarios, el sistema entrará en colapso

¿Por qué una solución federal?

Es la culminación natural y lógica del Estado de las autonomías

Corrupción, urbanismo y opacidad

Tanto las reclasificaciones como las recalificaciones de suelo han llegado a superar el 1.000 % el valor anterior

Una pésima decisión contra el SIDA

El Decreto de Troncalidad impulsado por el Ministerio de Sanidad es un paso atrás en la lucha contra la enfermedad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana